Connect with us
fumadores fumadores

Vida y Estilos

Fumadores y ex fumadores sienten dolor más intenso. La ciencia explica

Published

on

Un nuevo estudio británico señala que quien fuma o ha fumado tiende a sentir más dolor que quien nunca lo ha hecho.

fumadores

El nuevo estudio se basa en el análisis de los datos de más de 220 000 personas realizado por el University College London (UCL) del Reino Unido. Los investigadores afirman que aún no han entendido completamente el motivo, pero puede deberse al hecho de que el cigarrillo provoca cambios permanentes en el cuerpo humano.

Los científicos analizaron datos de una serie de experimentos en línea en la BBC Lab UK Study, en los que se analizaron individuos entre 2009 y 2013.

Se han clasificado en tres categorías: los que nunca han fumado, los que fuman diariamente y los que ya han fumado, pero han conseguido abandonar la adicción.

A continuación, se preguntó a los voluntarios cuánto dolor sentían y la descripción se convirtió numéricamente en una escala de cero a 100. Las puntuaciones más altas significaban más dolor.

Los fumadores y los ex fumadores obtuvieron entre uno y dos puntos más que los que nunca fumaron, mostró el estudio publicado en el periódico científico Addictive Behaviers.

“El principal descubrimiento es que los ex fumadores aún sienten el efecto del dolor elevado”, dijo una de las investigadoras de la UCL, Olga Perski, en una entrevista con la BBC.

Y añadió: “es un conjunto de datos muy grande. Tenemos una buena muestra para que podamos estar bastante seguros de que algo está pasando”.

“Pero aún no podemos decir si eso es clínicamente significativo.”

Perski reveló también que el descubrimiento más sorprendente fue que los niveles más elevados de dolor se registraron en los grupos de edad más jóvenes (entre 16 y 34 años).

El motivo

No hay una explicación definitiva. Una de las posibilidades es que algunos de los miles de productos químicos contenidos en el humo del tabaco puedan causar daños permanentes en los tejidos, resultando en dolor.

Otra es que fumar puede tener un efecto duradero en los sistemas hormonales del cuerpo.

Esta posibilidad se centra específicamente en el eje hipotálamo-hipófisis-adrenal (eje HPA), que está implicado en la forma en que reaccionamos al dolor. Si el eje HPA está desequilibrado, puede hacer que la gente sienta más dolor.

Sin embargo, como señala la BBC, sigue existiendo la posibilidad de que fumar sea un síntoma, no la causa. Por ejemplo, los estudios asociaron el rasgo neurótico de la personalidad con un dolor más intenso y un mayor riesgo de fumar.

Por lo tanto, puede ser que, por término medio, el tipo de persona con mayor probabilidad de reportar más dolor también sea el tipo de persona con mayor probabilidad de empezar a fumar.

“Esta es sin duda una cuestión que debe ser investigada”, concluyó Perski.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias