Pena máxima sobre Griezmann fue el primer lance de la historia de los Mundiales a ser revertido por el VAR.

Un gol de Griezmann de penalti y un gol de Pogba permitieron a Francia debutar en el Mundial de 2018 con un triunfo frente a Australia (2-1) en un partido del grupo C.

Pero no se piense que el equipo galo tuvo una vida fácil frente a los ‘socceroos’. Los vicecampeões europeos sólo llegaron a la ventaja al minuto 58. De penalti, convertida por Antoine Griezmann. El gol para la historia de los Mundiales como el primer nacido después de que el árbitro revertir una decisión, con el recurso a la VAR.

Sólo cuatro corrió y Australia empató el encuentro. Jedinak, al minuto 62, también de penal empató la contienda.

Ya cuando el encuentro caminaba hacia el fin, Pogba, a medias con Aziz Behich (81), estableció el resultado final.

Facebook Commentarios