El flujo vaginal es uno de los problemas que más afecta a niñas y mujeres cuando hablamos de salud íntima. Y al contrario de lo que muchos piensan, él no es tan normal.

flujo vaginal

Según la ginecóloga Erica Mantelli, “normal no lo es, pero es algo común. Puede pasarle a muchas mujeres. Pero la mujer no tiene que pensar que eso es normal y que ella tiene que vivir con eso. Tiene que ser tratado e investigado, sí. Lo normal es tener una secreción fisiológica natural. Que es una secreción clara y que no tiene olor, que no causa síntomas”.¡Así que ven a entender qué es ese pequeño problema y qué se puede hacer para combatirlo!

Flujo vaginal: ¿Qué es?

“El flujo es el aumento de la secreción vaginal que puede producirse cuando existe un desequilibrio del pH y también contaminación por diversos tipos de agentes. La principal forma de identificarlo es a través de la secreción aumentada, que puede percibirse en la bombacha o goteando por la vagina y también por el olor”, explica la profesional.

Vale la pena recordar que la secreción de secreción puede variar en los colores, desde amarillenta hasta amarillenta. También varía en la consistencia, que puede ser más acuosa, grumosa o pastosa. Por lo general, el flujo también viene acompañado de olor que se parece al olor de los peces.

Otros síntomas

Además del aumento de la secreción, algunas niñas también pueden tener otros síntomas, como la picazón. “Puede producirse hinchazón de la vulva, de los labios grandes y pequeños. Podría tener un enrojecimiento. Puede dolerte al orinar. Dolor pélvico, dependiendo de la intensidad del flujo”, comenta la ginecóloga.

Seguro te interesa  Ibuprofeno: 11 precauciones que debe de tomar

Causas

El pH vaginal puede favorecer-y mucho-la aparición del flujo. Pero hay algunos hábitos que también pueden desencadenarlo.:

*Alimentación no balanceada;
*Consumo excesivo de carbohidratos y azúcares;
*Utilizar absorbentes de uso diario con mucha frecuencia;
*Utilizar perfumes en la región genital;
*Tener la ropa mojada por mucho tiempo;
*Estrés.

¿Y qué podría significar?

El primer paso después de identificar el flujo es ir al ginecólogo, porque puede investigar la causa. “Hay que entender qué tipo de infección es. Si es algo realmente ligero, solo localizado en la vagina y el cuello uterino o si realmente es algo más grave”.”En algunos casos más raros, estos colores mezclados con sangre pueden indicar lesiones en el cuello del útero que pueden estar relacionadas con la neoplasia (tumor). Así que es importante tener la evaluación de un ginecólogo”, explica Erica.

Entienda los tipos y colores:

Blanco: puede ir acompañado de escozor y ardor. Y podría indicar candidiasis vaginal, infección causada por el hongo cándida albicans.

Amarillento: por lo general huele fuerte y puede acompañar el dolor. Puede ser causado por la tricomoniasis, una infección vaginal que es sexualmente transmisible.

Marrón: puede estar acompañado de dolor. Podría ser causado por la gonorrea o indicar la presencia de un tumor.

Transparente: puede indicar ovulación y período fértil.

Tratamiento del flujo vaginal

“El tratamiento siempre dependerá del motivo y el tipo de flujo. Por lo tanto, el tratamiento debe hacerse con la indicación del ginecólogo. El remedio usado en el pasado no sirve para ahora, porque los síntomas pueden ser similares, pero el motivo, no. Y eso podría empeorar la pintura. El tratamiento puede ser por vía oral, baño de acento, medicación tópica y varios otros”, explica la especialista.

Facebook Commentarios