Al menos nueve ciudadanos estadounidenses, entre ellos seis niños, fueron asesinados en un ataque violento en el norte de México. Los sospechosos son hombres relacionados con los carteles de drogas.

familia mormona

Las víctimas, nueve ciudadanos estadounidenses (seis de ellos niños) serán miembros de la familia LeBarón, vinculada a una comunidad separatista mormona que se estableció en México hace varias décadas.

Un video del crimen muestra un auto quemado donde las víctimas probablemente fueron quemadas vivas. Los medios locales dicen que el ataque pudo haber sido llevado a cabo por el grupo que confundió la identidad de las víctimas.

La conexión de los muertos con la familia LeBarón se hizo después de que un grupo de tres madres y sus 14 hijos partieran en una caravana de tres coches de la ciudad de Bavispe, en el estado de Sonora, hacia La Mora, en el estado vecino de Chihuahua. Habrán sido emboscados en Bavispe por pistoleros.

Un todoterreno quemado fue encontrado más tarde en la carretera con el resto de las víctimas. Los miembros de la familia dicen que en ese vehículo estaban Rhonita Miller LeBarón y sus cuatro hijos: gemelos de seis meses y dos niños de ocho y diez años.

Otras dos mujeres y sus 10 hijos fueron baleados mientras intentaban escapar. Hay informes de que otros muertos fueron encontrados en otros lugares. Un abogado del Estado de Chihuahua dijo que el número de muertos sigue siendo “confuso”, con miembros de la familia hablando de nueve muertos y los medios locales apuntando a los 12.

Rhonita Miller LeBarón iba camino a Phoenix, donde iba a buscar a su marido que trabajo en Dakota del Norte.

Seguro te interesa  Decenas de mineros rescatados después de la explosión en la mina en Alemania

Ataque de cárteles rivales

Todo apunta a que el ataque fue llevado a cabo por un cártel de drogas que opera en los Estados de Sonora y Chihuahua. Los gobiernos de los dos estados emitieron una declaración conjunta diciendo que habían iniciado la investigación y que fuerzas especiales habían sido enviadas a la zona donde ocurrió el crimen.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo en una conferencia de prensa, citado por el New York Times, que la zona donde ocurrieron los ataques “es violenta desde hace muchos años”.

El ministro de seguridad interior del país, Alfonso Durazo, afirmó que el grupo puede ser golpeado accidentalmente ” confundido por grupos criminales que operan en la región”

Entre los grupos que se conocen está el Cartel de Sinaloa, dirigido por El Chapo. Hace un mes, cuando las autoridades intentaron arrestar a uno de sus hijos, 400 miembros del grupo se apoderaron de la ciudad forzando a las autoridades a retirarse de la decisión.

En Twitter, Trump dijo que el grupo fue “atrapado entre dos carteles “y los describió como”una maravillosa familia y amigos”.

El presidente de los Estados Unidos también ofreció su ayuda. “Si México necesita o quiere ayuda para limpiar estos monstruos, los Estados Unidos están dispuestos y dispuestos a involucrarse para hacer el trabajo rápida y eficazmente”.

Las víctimas pertenecen a la colonia de disidentes mormones.

Las víctimas son miembros de una comunidad llamada Colonia LeBaron, que fue fundada por un grupo Mormón separatista en la primera mitad del siglo XX, después de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en los Estados Unidos comenzó a reprimir la poligamia.

Seguro te interesa  Enfermedad misteriosa está matando perros en Noruega

La comunidad cuenta ahora con mormones y católicos que se han establecido allí.

Los miembros de Colonia LeBaron son conocidos por defenderse de las bandas de traficantes locales y han hablado alto y claro sobre los niveles de violencia del cártel.

Facebook Commentarios