El Facebook anunció, este martes, que identificó una campaña organizada, en el interior de la propia red, para influir en la opinión de los votantes estadounidenses.

La red explicó que el objetivo es influir en las elecciones intermedias de noviembre, en el que Donald Trump va a ser evaluado por los primeros dos años en el poder. El diario “The New York Times escribe que la campaña tiene como base las cuentas falsas.

De acuerdo con el portal “Bloomberg”, en cuestión estarán ocho páginas y 17 perfiles personales en Facebook y siete perfiles en Instagram que violaron las reglas de la empresa de tecnología.

“Como parte de nuestros esfuerzos para evitar la interferencia electoral, apagamos 32 páginas y cuentas que estaban involucrados en una campaña coordinada”, escribió Mark Zuckerberg en Facebook.

El fundador de Facebook aún no ha podido identificar al autor o los autores de la red. “¿Quién ha creado la red se esforzó mucho para ocultar la identidad”, señaló antes de comparar la situación actual con lo que sucedió durante las elecciones de 2016: “Alguna de esta actividad es similar a la que la Internet Research Agency en Rusia antes y después de las elecciones presidenciales de 2016”.

Tal como sucedió con el caso de la interferencia rusa, en 2016, el objetivo de esta campaña pasa por crear un efecto de división en temas que están marcando la agenda informativa. El Facebook descubrió actividad coordinada sobre temas como el “Unite de Right”, que consiste en la extrema derecha y que quedó marcado por las manifestaciones en Charlottesville, que provocaron la muerte de una persona.

En este marco, se ha creado un evento en Facebook para amortiguar las reacciones de los norte-americanos que han utilizado las redes sociales para oponerse a la actividad de los grupos de extrema derecha.

Para evitar este nuevo caso, la empresa tecnológica, con sede en California, se encuentra a utilizar la inteligencia artificial y los agentes humanos para examinan la actividad en torno a estos temas.

Nuevo caso “puede traer consecuencias peligrosas”

Para Danielle Kilgo, especialista en redes sociales de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, este nuevo caso hasta puede ser favorable para el Facebook, en un momento en el que la empresa se enfrenta a una crisis a raíz de los escándalos que han involucrado a las elecciones presidenciales de 2016. “Esta nueva información demuestra que están a ser pro-activos”, explica.

Sobre el impacto que estos casos pueden tener en la coyuntura política, la investigadora es firme al señalar que “el problema está lejos de ser controlado”. “Estos nuevos casos, de desinformación y noticias falsas, revelan situaciones que pueden traer consecuencias peligrosas”.

Facebook Commentarios