Jung Joon-young y Choi Jong-hoon, estrellas de K-pop, fueron condenados este viernes por violación colectiva. Jung fue condenado por haber filmado y difundido imágenes de momentos en los que tuvo relaciones sexuales sin que las mujeres tuvieran conocimiento de los videos. El caso con los músicos surcoreanos está sacudiendo el mundo del K-pop.

k-pop

El Tribunal Surcoreano condenó a Jung Joon-young y Choi Jong-hoon a seis y cinco años de prisión, respectivamente, por haber violado en grupo a mujeres que estaban inconscientes y bajo los efectos del alcohol.

“Jung y Choi participaron en una violación colectiva de víctimas ebrias e incapaces de resistir”, dijo la agencia de noticias Yonhap, informando al veredicto, que rechazó la alegación de los acusados de que el sexo era consensual.

Los dos cantantes son muy populares, pero consideraron a las víctimas como “objetos sexuales” explotados, afirmó el tribunal. “Deben asumir la responsabilidad social proporcional a su fama y riqueza”, añadió.

Los dos hombres lloraron cuando se anunciaron las sentencias.

Como la sentencia mínima por violación en Corea Del Sur es de tres años, la mayoría de los analistas han dicho que las penas en este caso han sido muy blandas.

Jung, de 30 años, también fue condenado por filmar los momentos en que tuvo relaciones sexuales con otras mujeres, sin que éstas tuvieran conocimiento del video, y por difundir las imágenes sin su consentimiento.

Jung ganó fama en 2014, cuando fue tercero en el programa de talentos Super Star K y tuvo varios éxitos solo antes del escándalo del video en marzo, cuando anunció su retirada de la vida artística.

En aquel momento, los cargos de violación no habían llegado a conocimiento general, pero el músico comentó que “había cometido crímenes que no podían ser perdonados”.

Seguro te interesa  Mujer que acusa a príncipe André de abuso sexual pide apoyo a los británicos

“Pido disculpas a las víctimas que están sufriendo por mí y a los fans”, declaró, añadiendo que”pasaría el resto de mi vida reflexionando sobre los errores”.

Choi es un ex miembro de la banda de la isla F. T. que tiene álbumes en la cima de las listas en Corea Del Sur. Según el tribunal, el hombre de 30 años dijo que no tenía remordimientos después de haber “violado a varias mujeres borrachas”.

Este es uno de los casos más destacados de este tipo de delito de utilización de cámaras ocultas en Corea Del Sur, lo que provocó una revuelta generalizada y varias manifestaciones de mujeres en Seúl bajo el lema “mi vida no es tu pornografía”, recuerda la AFP.

Conocidos como” molka”, los videos con cámaras ocultas son hechos en gran parte por hombres que registran en secreto a mujeres en escuelas, baños y otros lugares, aunque el término también puede aplicarse a imágenes clandestinas de sexo consensual.

El veredicto de este viernes ocurrió pocos días después de la muerte de Goo Hara, una ex-miembro del grupo Kara, en un supuesto suicidio, después de haber sido chantajeada por “pornografía de venganza”, videos de sexo privado hechos con o sin consentimiento y compartidos sin permiso.

El ex novio de Goo amenazó el año pasado con “acabar con su carrera en el entretenimiento” y filtró imágenes de los dos teniendo sexo después de que se separaron. El hombre fue condenado por chantaje.

En Corea Del Sur, de Cultura tendencialmente conservadora, las mujeres que aparecen en los videos manifiestan sentir profunda vergüenza y se enfrentan a amenazas de ostracización y aislamiento social.

Seguro te interesa  Lady Gaga devastada con el fin de su relación

Alrededor de 5.500 personas fueron arrestadas por crímenes del tipo molka el año pasado, el 97% de ellos hombres, según datos de la policía.

Facebook Commentarios