La agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó con restricciones el uso en el país de la primera vacuna contra el dengue el último día 1.

La Dengvaxia, del laboratorio francés Sanofi Pasteur, debe aplicarse únicamente a las personas de 9 a 16 años de edad que residen en zonas en las que la enfermedad es epidémica y que ya han sido infectadas anteriormente.

dengue

Según The New York Times, la decisión de la FDA se tomó después de que el Laboratorio Sanofi admitiera que la vacuna puede causar la forma más grave de dengue si se aplica a personas que nunca han sido contaminadas por la enfermedad. En nota, la agencia informó que los efectos adversos de la vacuna son: dolor de cabeza, dolor en las juntas, fatiga, dolor en el lugar de la inyección y fiebre baja. La frecuencia de estos efectos fue similar a la de las personas que recibieron placebo durante las pruebas.

La vacuna se vende en otros países, incluido Brasil, desde 2015. Dos años después, Filipinas canceló la licencia del laboratorio para vender el producto después de vacunar a sus 830,000 estudiantes de primaria. Los mismos efectos que la FDA quiere evitar, con las restricciones impuestas, se han observado en el país asiático.

En Brasil, en 2017, El Laboratorio Sanofi Pasteur solicitó a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) que actualizara la información sobre las restricciones a la aplicación de la vacuna. También ha propuesto cambios en el prospecto del medicamento. Según la empresa, para la población indicada, de más de nueve años de edad y que vive en zonas endémicas, la vacuna previno el 93% de los casos severos y redujo el 80% de las internaciones hospitalarias durante los 25 meses de estudios en 10 países.

Seguro te interesa  La lactancia materna protege a los niños del asma

La FDA informó que el dengue es endémico en sus territorios de Samoa, Guam, Puerto Rico e Islas Vírgenes. “El dengue es la enfermedad vírica más común transmitida por mosquito (Aedes Egypt) en el mundo, y su incidencia ha crecido en el planeta durante las últimas décadas”, informó la agencia, mediante nota. “Dado que no hay cura para el dengue, la aprobación (de la vacuna) es un paso importante para ayudar a reducir el impacto de este virus en las regiones endémicas de los Estados Unidos.”

El Centro de control de enfermedades de los Estados Unidos (CDC) estima que un tercio de la población mundial vive en zonas de riesgo de dengue. La enfermedad causa fiebre alta y fuertes dolores de cabeza y juntas. Sus síntomas suelen confundirse con los de la gripe y otras infecciones virales. La segunda vez que se infecta, la víctima puede desarrollar fiebre hemorrágica, que es la forma más grave del dengue.

“Debido a la ausencia de medicamentos específicos aprobados para el tratamiento del dengue, el cuidado se limita al manejo de los síntomas”, dice la nota.

El CDC calcula que cada año se producen 400 millones de infecciones por virus del dengue en todo el mundo. De ese universo, 500.000 casos desencadenan la enfermedad, que causa la muerte de aproximadamente 20.000 personas, principalmente niños. Además de los territorios americanos, América latina, El Sudeste Asiático y las Islas del Pacífico son zonas de mayor infección.

Facebook Commentarios