La condición psicológica puede ayudar a detectar la enfermedad de Alzheimer antes de tiempo, permitiendo así una intervención médica y un tratamiento anticipado, reduciendo los efectos de la condición degenerativa.

El nuevo estudio, realizado por investigadores del Hospital Brigham and women en Boston, Estados Unidos, puede haber encontrado una relación directa entre altos niveles de ansiedad y la aparición de Alzheimer en personas de edad avanzada.

Alzheimer

Hasta el momento, investigaciones previas habían señalado la depresión mayor y otros síntomas neuropsiquiátricos como posibles signos tempranos de Alzheimer en su fase previa a la clínica, cuando se produce una mayor acumulación de la proteína beta amiloide en el cerebro de los afectados.

Los científicos estiman que esta fase de la enfermedad puede ocurrir hasta una década antes de que los efectos de la demencia empiecen a aparecer.

En este sentido, los investigadores decidieron examinar la Asociación de la aparición de los beta amiloides y las medidas de síntomas depresivos en 270 pacientes hombres y mujeres, entre 62 y 90 años, sin trastornos psiquiátricos.

Se dieron cuenta de que los niveles más altos de péptidos podrían estar asociados con síntomas de ansiedad. En otras palabras, la ansiedad puede ser un signo precoz de Alzheimer.

“En comparación con otros síntomas característicos de la depresión, como tristeza o pérdida de interés, la ansiedad aumentó con el tiempo en los pacientes que mostraron un nivel más alto de beta amiloides en el cerebro”, afirmó la principal responsable del estudio, Nancy Donovan, en un comunicado publicado por el hospital. “El descubrimiento, si se demuestra por otros estudios, sería importante no sólo para identificar a las personas con la enfermedad, sino para iniciar el tratamiento y potencialmente retrasar o prevenir su desarrollo”, concluyó.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  La suerte de envejecer bien, aprendizaje que debemos realizar