Un nuevo estudio, publicado en la revista Science, afirma que el aire que respiramos contiene microplastos, presentes en la lluvia, la nieve y el viento.

Cada año llueve más de mil toneladas de micropartículas de plástico en parques nacionales y zonas salvajes del oeste americano. Estos son los resultados de un nuevo estudio, publicado en Science, que confirma que el aire que inhalamos contiene microplásticos, presentes en la lluvia, la nieve y el viento.

plástico

Las micropartículas del aire son consistentes con las que se acumulan en el tejido pulmonar y viajan por todo el mundo, llegando a las zonas más remotas del planeta.

En una declaración al New York Times, La científica de la Universidad de Utah que dirigió la investigación, Janice Brahney, afirma que”no hay ningún rincón en la superficie de la tierra que no tenga microplastos”.

Los resultados obtenidos en este estudio realizado en los Estados Unidos de América demuestran cómo el plástico viaja por las cuatro esquinas del planeta, ya que estudios anteriores ya habían encontrado microplásticos en el aire de Europa, China y el Ártico.

Hay que señalar que estas microfibras concuerdan con los tipos de textiles utilizados en la confección de ropa, alfombras, revestimientos industriales, entre otros.

La contaminación atmosférica se ha asociado con ataques cardíacos y enfermedades respiratorias.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Despídete de las canas con este champú casero de café y canela