Georgina Rodríguez comenzó la mañana con un chapuzón en la piscina. Momento en que se aseguró de registrar con una selfie, que no se resistió a compartir con sus seguidores de Instagram.

Georgina Rodríguez

“Día feliz”, puede leerse en la leyenda del registro, que ya está dando que hablar entre los fans por el escote marcado que su bikini dejó a la vista. Una pieza de diseño leopardo que la novia de Cristiano Ronaldo combinó con un sombrero de la marca Prada.

 

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Bradley Cooper e Irina Shayk: la razón por la que siguen juntos