La infusión de sen se comercializa a menudo como un método laxante, de ayuda a la pérdida de peso y de desintoxicación.

Sin embargo, existen pocas pruebas científicas que apoyen la eficacia de esta infusión para la buena forma física, aunque sea eficaz en el tratamiento del resfriado, por ejemplo.

sen

De hecho, usar sen para perder peso puede ser muy peligroso. El consumo frecuente o a largo plazo puede alterar la función normal del tejido intestinal y provocar dependencia laxante.

Además, un estudio reciente en el que participaron 10.000 mujeres descubrió que las que usaban laxantes para la pérdida de peso eran seis veces más propensas a desarrollar un trastorno alimenticio.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Buen humor: Alimentos que aumentan la serotonina