En la mayoría de las culturas occidentales, los niños aprenden de muy joven que los niños orinan de pie y las niñas, sentadas.

orinar

Sin embargo, este hábito, considerado arbitrario, como explica un informe difundido por la BBC, está siendo cuestionado actualmente por las autoridades sanitarias de varios países. Algunos se basan en razones de salud e higiene, mientras que otros se basan en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Si, por un lado, orinar de pie es un proceso muy fácil y práctico para los hombres; por otro, hay expertos que creen que la posición del cuerpo puede influir en el volumen del flujo de orina, los llamados parámetros urodinámicos.

¿De pie o sentado? Esta es la cuestión.

Como explica la BBC, la capacidad máxima de la vejiga oscila entre 300 y 600 mililitros (ml). Normalmente orinamos cuando la vejiga está llena de hasta dos tercios de ese espacio.

Para vaciarla en su totalidad, es esencial tener un sistema de control nervioso intacto, que alerta cuando hay que orinar, además de retener la orina hasta llegar al baño.

En el momento en que el cuerpo se encuentra en una posición cómoda, el esfínter de la vejiga y los músculos del suelo pélvico se relajan. Al mismo tiempo, la vejiga se contrae y se vacía.

Sin embargo, los hombres pueden experimentar dificultades temporales o permanentes al orinar.

El periódico científico Plos One publicó un estudio que reveló que los hombres con próstata inflamada, problema que obstruye el paso de la orina, pueden mejorar si se orinan sentados.

Seguro te interesa  No coma fruta parcialmente podrida, alerta OMS

El estudio comparó los parámetros urodinámicos de hombres sanos y otros con síntomas del tracto urinario inferior, una serie de problemas que afectan al llenado y vaciado de la vejiga. Los investigadores descubrieron que en hombres con esos síntomas, la posición sentada registraba un perfil urodinámico más favorable — el tiempo que pasaban Orinando también era menor.

Sin embargo, en hombres sanos, los resultados no mostraron diferencias entre las posiciones de pie y de asiento, por lo que la cuestión no pudo concluirse únicamente sobre la base de argumentos urodinámicos.

De hecho, varias instituciones, como el Servicio Nacional de salud del Reino Unido (NHS), recomiendan que los hombres que tienen problemas para orinar se sienten. Mientras tanto, también hay teorías de que sentarse a orinar puede prevenir complicaciones, como el cáncer de próstata, además de proporcionar a los hombres una vida sexual más activa. Sin embargo, hasta ahora no existen pruebas científicas que respalden estas ideas.

Facebook Commentarios