¿Es imposible combatir la Corrupción?

0
464

 

*Por Guillermo Molinari Palomino

 

Declarando ante la prensa.

“Nuestra economía se ha desacelerado y está debajo del nivel de crecimiento que podemos tener…… Lo más alarmante, por primera vez en este milenio, es que la pobreza ha aumentado”.

“No son los únicos desafíos que tenemos. La corrupción se está robando no solo el dinero de todos los peruanos, sino fundamentalmente, la esperanza en nuestro futuro y la confianza que los peruanos deberíamos tener de nuestras instituciones, nuestras autoridades y nuestros políticos”.

Esto manifestaba en el Discurso de investidura del presidente del Consejo de Ministros César Villanueva Arévalo, a partir del cual se solicitó el voto de confianza de la representación nacional en el Congreso de la República.

Y agregaba “El futuro de nuestros niños y jóvenes depende de la educación que estemos dispuestos a darles”.

Sabemos, ¿Cómo aborda el Tema de corrupción el Currículo Nacional?

Podemos indicar que el CNEB 2016 adolece del abordaje del tema y que detectado ello se procuró ajustar esta falencia en dos áreas del currículo:

* Área de Desarrollo Personal, ciudadanía y Cívica: en las competencias Construye y valora su identidad personal y Convive y participa democráticamente en la búsqueda del bien común”. Desarrollando en los estudiantes su capacidad de argumentaciones de conflicto moral considerando las intenciones de los involucrados, desde los principios éticos y normas establecidas.

* Área de Historia, Geografía y Economía: en la competencia “Construye críticamente interpretaciones históricas”. Desarrollando la capacidad de juicio de valor y argumentación con una posición crítica sobre hechos y procesos que ayuden a comprender entre otras situaciones de corrupción.

Es a través de la formación de valores democráticos y la ética personal a lo largo de toda la escolaridad, evidenciado en los enfoques transversales del Currículo Nacional:

* Enfoque de Derechos: Este enfoque parte por reconocer a los estudiantes como sujetos de derechos y ciudadanos con deberes que participan del mundo social propiciando la vida en democracia.

Por estas razones es sumamente importante se incluya dentro de los Ejes estratégicos, líneas de intervención y Metas priorizadas 2018 por la actual gestión del Ministerio de Educación, medidas orientadas al tratamiento de la lucha contra la corrupción en el

marco de los Lineamientos Generales establecidos por el Señor Presidente Martín Vizcarra, y que se asegure que los contenidos referidas al tema se encuentren incluidas en los textos y cuadernos de trabajo, y en los programas de capacitación de los docentes de las áreas de Desarrollo Personal Ciudadanía y Cívica, e Historia, Geografía y Economía.

Pero es fundamental que esta línea de intervención corresponda trabajarla dentro de la Política Institucional 1 “Aprendizaje a lo largo de la vida”. Si queremos generar las condiciones para que se desarrolle una cultura de transparencia y probidad, es necesario poner en marcha un plan integral con una estrategia de mediano y largo plazo que contemple: la creación de organismos especializados en combatir la corrupción, la revisión de las leyes existentes y la elaboración de nuevas leyes específicas contra la corrupción que enfatice la transparencia, los controles y las sanciones que acarrea la transgresión de la Ley. Pero paralelo a ello es indispensable realizar un trabajo intensivo de prevención y educación, y fortalecer la vigilancia ciudadana. Iniciativas que debemos recoger del informe de Iniciativa Nacional Anticorrupción.

Tan importante como abordar el tema de la violencia terrorista y la equidad de género en el currículo, es tratar el tema de la lucha contra la corrupción, que pone en riesgo la viabilidad del país. Nadie puede dudar, que la corrupción empobrece a la nación: la debilita como proyecto, la empobrece materialmente haciendo más pobres a los pobres, ahuyenta las inversiones y la desnaturaliza moralmente; trastocando los ámbitos de la justicia y el derecho.

Que puede estar pasando por las mentes de nuestros jóvenes que ven y escuchan en los noticieros, personajes que pretenden justificar sus actuaciones ilícitas, hablando de rebajar una pena o dejar libre a un sentenciado por violación de una menor de 11 años, indicando que las evidencias presentadas han sido adquiridas de manera ilegal, sin poder desmentir que es su voz, que son sus palabras y sus compromisos.

Nos toca a los educadores desarrollar estrategias y metodologías que lleven a los estudiantes a una posición crítica y reflexiva sobre como la corrupción debilita la democracia vigente en nuestro país, como empobrece la nación y a sus ciudadanos, y como golpea la moral y la ética nacional.

El Ministerio de Educación como ente Rector tiene el compromiso de elaborar orientaciones para los docentes que aborden el tema de la corrupción, que les brinde pautas a fin de que estos planifiquen y desarrollen proyectos de aprendizaje que conduzcan a general una cultura contra la corrupción y su denuncia. Los textos deben identificar de manera objetiva, veraz y precisa los hechos, acciones, personajes, secuelas y daños que ocasionan los actos de corrupción a la sociedad en su conjunto; lo que le permitirá al estudiante no solo desarrollar conocimientos, sino

fundamentalmente crear conciencia, fortalecer los valores y principios para construir una sociedad libre de corrupción.

“Un país logra su grandeza si es capaz de generar una educación de calidad para sus ciudadanos, y eso solo es posible alcanzar si privilegiamos los aprendizajes en el desarrollo del potencial humano en todas las etapas de la vida de las personas”.

Facebook Commentarios