La Cumbre de las Naciones Unidas sobre el clima (COP25) comienza hoy en Madrid, con la presencia de 50 líderes mundiales.

cumbre climática

Durante la 25.Conferencia de las Partes (COP25) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se extiende hasta el 13 de diciembre, se esperan delegaciones de 196 países, así como los representantes más altos de la Unión Europea y varias instituciones internacionales, lo que supone “la totalidad de los países del mundo”, según un comunicado del Gobierno español.

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, acompañado por el Secretario General de las Naciones Unidas, el portugués Antonio Guterres, presidirá hoy la sesión inaugural de la cumbre, cuyo lema es “Es hora de actuar”.

Guterres pidió este domingo en Madrid que se aumentara la” voluntad política ” de los líderes mundiales para hacer lo que la comunidad científica les pide en la lucha contra el cambio climático. “Lo que falta Es voluntad política”, y” es fundamental poner al mundo en línea con lo que la comunidad científica ha definido “como objetivos para luchar contra el cambio climático”, dijo Antonio Guterres en una conferencia de prensa.

Para el ex primer ministro portugués “durante muchos siglos la especie humana ha estado en guerra con el planeta y el planeta está ahora contraatacando”: “debemos detener nuestra guerra contra la naturaleza y la ciencia dice que podemos hacerlo”, subrayó Guterres.

Se recuerda que la Cumbre sobre el clima estaba prevista inicialmente para Chile, pero a finales de octubre el Gobierno chileno decidió cancelar el evento alegando que no había condiciones debido a un movimiento de protesta interna y de agitación civil.

Seguro te interesa  Malasia va a devolver 3.000 toneladas de plástico a sus países de origen

El Gobierno español presentó la propuesta de organizar la gran conferencia anual sobre el Cambio Climático y consiguió que todo estuviera listo para su inauguración en Madrid, a pesar de que la presidencia de la reunión sigue perteneciendo a Chile.

Las contribuciones de los países al Fondo Verde Climático de ayuda a los países en desarrollo y la creación de un mecanismo de compensación a las naciones que sufren daños debido a fenómenos climáticos extremos son algunos de los compromisos a los que se han adherido prácticamente todos los países del mundo, pero que tardan cuatro años en cumplirse después de la firma del Acuerdo de París.

La conferencia se celebra a casi un mes de la entrada en vigor del Acuerdo de París, que está previsto para 2020, año en el que los países signatarios deben presentar medidas concretas para limitar el aumento de la temperatura global y establecer nuevos objetivos para contener sus emisiones de carbono.

Una de las cuestiones centrales y que podría obligar a los maratones a negociar es la creación de un mercado mundial de derechos de emisión de carbono, que no existe y que actualmente es una capa regional fragmentada de venta e intercambio de permisos para contaminar.

Por parte de la ciencia, el sentido de la emergencia está claro: los informes más recientes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático indican un escenario ya irreversible de aumento de la temperatura mundial, aumento de los niveles de los océanos y una cascada de efectos combinados que significan catástrofes medioambientales en las próximas décadas.

Para cumplir el objetivo fijado en París en 2015 de limitar el aumento de la temperatura global con respecto a los niveles preindustriales hasta el 2100, será necesaria una reducción anual del 7,6% de las emisiones de dióxido de carbono, según los últimos datos de las Naciones Unidas.

Seguro te interesa  Video publicado sobre el robo en el museo alemán de joyas "invaluables"

Junto a la COP25, organizaciones no gubernamentales y la sociedad civil, promueven una agenda paralela de actividades, en la que destaca la presencia de la activista sueca Greta Thunberg, el rostro de un movimiento mundial protagonizado por muchos estudiantes – en huelgas a clases por el clima – de impugnación y exigencia de respuestas a los líderes mundiales.

La activista sueca partió el 13 de noviembre del puerto de los Estados Unidos Salt Ponds, Estado de Virginia, en catamarán, previendo llegar a Lisboa, de camino a Madrid, el martes.

El ministro de medio ambiente y acción por el clima, João Pedro Matos Fernandes, acompaña al primer ministro al comienzo de la COP25, pero no volverá a hablar ante el pleno hasta la segunda fase de las declaraciones nacionales, que comienza el día 10.

En 2020, la COP26 está prevista para Glasgow, Escocia.

El cambio climático obliga a 20 millones de personas al año a abandonar sus hogares

Los desastres climáticos se han convertido en la principal causa del desplazamiento de personas en todo el mundo en la última década y han obligado a más de 20 millones de personas al año a abandonar sus hogares, y hoy ha alertado a la organización no gubernamental internacional Oxfam.

La organización ha presentado hoy el informe con el título “obligados a abandonar sus hogares”, coincidiendo con el día en que comienza en Madrid la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima.

El documento de Oxfam advierte que actualmente es “tres veces más probable que alguien se vea obligado a abandonar su casa por ciclones, inundaciones o incendios forestales que por conflictos, y hasta siete veces más que por terremotos o erupciones volcánicas”.

Seguro te interesa  Papa Francisco admite "preocupación" sobre la homosexualidad en la vida religiosa

Según la ONG, que analizó datos de 2008 a 2018, España es el tercer país de Europa, después de la República Checa y Grecia, con mayor riesgo de que su población se vea obligada a desplazarse por desastres climáticos.

En particular, Oxfam destacó en el informe que los más vulnerables son los ciudadanos de los países pobres, que, a pesar de ser “los que menos han contribuido a la contaminación causada por el CO2, son los que están en mayor riesgo”.

Según la organización, el impacto de la crisis climática en el mundo es desigual y la población de países de renta media-baja y baja, como la India, Nigeria y Bolivia, tiene cuatro veces más probabilidades de verse obligada a desplazarse como resultado de desastres naturales que la de países ricos, como los Estados Unidos.

Además, siete de los diez países con mayor riesgo de movimientos internos de poblaciones resultantes de fenómenos meteorológicos extremos son pequeños estados insulares en desarrollo.

Entre 2008 y 2018, por término medio, alrededor del 5% de la población de Cuba, La República Dominicana y Tuvalu se vio obligada a desplazarse cada año debido a las condiciones climáticas extremas, el equivalente a casi la mitad de la población de Madrid”, dijo Oxfam, añadiendo que las emisiones per cápita de estas zonas son “un tercio de las de los países de renta alta”.

El director ejecutivo provisional de Oxfam International, José María Vera, dijo que son las “personas más pobres, de los países más pobres, las que pagan el precio más alto”.

Facebook Commentarios