Enfermero alemán fue condenado a cadena perpetua por la muerte de 85 pacientes. Niels Högel administraba dosis letales a los pacientes para provocarles sobredosis. Luego los resucitaría.

enfermero asesino

Un antiguo enfermero alemán acusado de la muerte de 85 pacientes en dos hospitales del norte de Alemania fue condenado a cadena perpetua este jueves. Niels Högel, que ya está cumpliendo condena por dos asesinatos, ha administrado dosis letales de medicamentos para el corazón a personas bajo su cuidado entre 1999 y 2005.

En octubre del año pasado, el enfermero alemán admitió haber asesinado a 100 pacientes en dos hospitales en Alemania. El enfermero admitió haber administrado dosis de medicamentos que sabría que serían fatales para sus pacientes. El objetivo de provocar sobredosis era tratar de “resucitar” a los pacientes e impresionar así a sus compañeros. Högel ha sido mencionado por la prensa alemana como el mayor asesino en serie de Alemania en la posguerra.

En el último día de juicio, el enfermero de ahora 42 años pidió perdón a las familias de sus víctimas por “actos terribles”, escribe la BBC británica. “Me gustaría disculparme sinceramente por todo lo que he hecho a lo largo de los años”. En la corte, el juez Sebastian Buehrmann describió el asesinato de Niels Högel como “incomprensible”.

Högel fue acusado de asesinar a 100 pacientes en las ciudades alemanas de Delmenhorst y Oldenburg. La policía cree que el antiguo enfermero mató a mucha más gente, pero la cremación de los cuerpos hizo imposible obtener pruebas. El antiguo enfermero confesó el asesinato de 55 personas y el tribunal lo condenó por la muerte de 85 pacientes.

 

Facebook Commentarios