Connect with us
orina negra orina negra

Salud

Enfermedad de la orina negra: qué es, síntomas y causas

Published

on

¿Qué es?

El síndrome de Haff, popularmente llamado “enfermedad de la orina oscura”, es una enfermedad que causa la descomposición muscular. Esta condición puede presentarse entre dos y 24 horas después de comer pescado contaminado o mal acondicionado (pescado y crustáceos).

orina negra

Causas

Todavía hay pocos estudios y pruebas sobre cómo se desarrolla la enfermedad en el cuerpo humano. Según Hemerson Lury F. Magalhães, Coordinador del Departamento de Ciencias Farmacéuticas y del Centro de asistencia Toxicológica de la Universidad Federal de Paraíba, el agente etiológico específico y el ciclo de la enfermedad aún no han sido descritos.

“Sin embargo, hay evidencia de que un mal armado de la carne de pescado puede contribuir al desarrollo de microorganismos que producen toxinas y, en consecuencia, desencadenan el proceso.”

Un estudio realizado en Salvador, Bahía, analizó 15 casos de la enfermedad que ocurrieron en el estado entre 2016 y 2017. Según los investigadores, 14 pacientes diagnosticados con el síndrome habían ingerido los mismos dos tipos de peces: Ojo de buey y Merlán. A pesar de no haber consumido el plato directamente, el último paciente se había alimentado de posibles subproductos de pescado.

Con esto, algunos científicos teorizan que la posible causa de la enfermedad es la ingestión de peces que se alimentan de algas cargadas de toxinas. Al ingerir estos peces contaminados, se produce intoxicación y afectación muscular. Es importante destacar que, según los análisis, la toxina responsable de la aparición del síndrome se considera termoestable, es decir, la cocción o cocción de pescado no inactiva los componentes que causan la intoxicación.

Síntomas

El síntoma principal del síndrome de Haff es la orina oscura, con un color descrito como café. Según Milton Monteiro Júnior, enfermero infectólogo del SCIH en el Hospital HSANP, otros signos que indican la enfermedad son:

  • Aparición repentina de rigidez muscular extrema
  • Mialgia difusa (dolor en los músculos)
  • Dolor en el pecho
  • Disnea (dificultad para respirar)
  • Entumecimiento y pérdida de fuerza en todo el cuerpo

“El oscurecimiento de la orina se debe a la acción dañina de la toxina sobre las fibras musculares (causando los dolores generalizados), que liberan el contenido en la circulación. Por lo tanto, el riñón hará la limpieza (limpieza) de este material, que será eliminado por la orina, haciéndola oscura”, explica Hemerson Magalhães.

Según el experto, es importante señalar que al comienzo de la sintomatología del síndrome de Haff, los síntomas pueden confundirse con chikungunya, dengue o zika. Por lo tanto, es necesario observar si la sintomatología se desarrolló después del consumo de pescado, y también si hay un cambio en la coloración de la orina.

Diagnóstico

Debido al bajo número de casos de la enfermedad, no existe un protocolo a seguir que facilite el diagnóstico de intoxicación. Por lo general, el síndrome de Haff se identifica con base en el análisis de los síntomas y los antecedentes de salud, señalando si hubo o no ingesta reciente de pescado.

“Una característica a considerar en el síndrome es la presencia de rigidez y dolor muscular y la coloración oscura de la orina. Estos síntomas asociados con el consumo de pescado pueden dar la alarma”, dice Hemerson.

Según el experto, las pruebas que están indicadas para controlar la enfermedad son la creatina fosfoquinasa (CPK), el resumen urinario y los marcadores de la función renal: urea, creatinina y la verificación de la actividad en la función renal, como el aclaramiento de creatinina.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para el síndrome de Haff. Según los expertos, los procedimientos médicos realizados después del diagnóstico de la enfermedad tienen como objetivo reducir los síntomas y las complicaciones causadas por la intoxicación. Hemerson explica que el tratamiento inicial, justo después de la aparición de los primeros síntomas, es la hidratación para ayudar a la eliminación de la toxina y minimizar el posible daño renal.

“Dado que existe la posibilidad de una evolución hacia la insuficiencia renal, las medidas están destinadas a monitorear la función renal. En los casos en que se observa disminución de la función renal o empeoramiento de la imagen, el paciente puede someterse a hemodiálisis”, dice.

Riesgos y Prevención

A pesar de ser considerada grave, los expertos dicen que la enfermedad no debe interrumpir el consumo de pescado ni provocar cambios en los hábitos alimenticios. El primer reporte de la enfermedad ocurrió en 1924, en Europa, más tarde en Asia y América del Norte.

“El aumento de casos está relacionado con el consumo de peces y crustáceos, es decir, debemos considerar que el cuidado de los alimentos y la susceptibilidad de cada individuo es lo que predispone a la exposición al síndrome. La mortalidad es baja, pero lo ideal es tener cuidado con la evaluación médica. A medida que la enfermedad evoluciona rápidamente y puede causar insuficiencia renal, si no se trata adecuadamente, puede conducir a la muerte”, advierte Milton Monteiro.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias