Endometriosis: enfermedad silenciosa que aumenta el riesgo de infartos 

0
61

 

Se puede presentar con dolores o de manera asintomática 


Endometriosis: enfermedad silenciosa que aumenta el riesgo de infartos 

La endometriosis es una enfermedad que consiste en el crecimiento benigno del tejido endometrial en el exterior del útero, llegando a menudo hasta los ovarios, la pelvis, trompas de Falopio e incluso los órganos del abdomen como pueden ser los intestinos.
Estamos ante un problema clínico que de momento no tiene cura, suele ser hereditario y además,podría ser la causante de muchos infartos que a día de hoy, sufren mujeres muy jóvenes, por debajo de los 40 años.
Síntomas de la endometriosis
– Menstruaciones muy dolorosas.
-Es muy común padecer un dolor muy intenso en la zona baja de la espalda que irradia al abdomen. Se intensifica más antes y durante la menstruación.
– Las afectadas sienten mucho dolor durante o después de la relación sexual.
– Cuando vamos al baño, se suele sufrir bastante a la hora de hacer las deposiciones o incluso al orinar.
– 
También es común que entre un 30 y un 40% de las afectadas sufran infertilidad.
No todas las mujeres presentan estos síntomas de forma tan evidente. Suele diagnosticarse la enfermedad de forma casual durante una revisión ginecológica, a raíz de una cesárea o de una apendicitis.
Vivir con endometriosis
Para todas aquellas mujeres que han pasado y viven esta enfermedad, lo más complejo, sin duda, es recibir el tratamiento más adecuado con el cual tener una buena calidad de vida. Hemos de pensar que, en algunos casos, el dolor es tan severo que les dificulta incluso andar, que deben enfrentarse al desconocimiento social, laboral e incluso al de sus parejas, que no llegan a entender por qué mantener relaciones sexuales les produce dolor.
El tratamiento para la endometriosis puede ser hormonal; pero tiene efectos secundarios: muchas mujeres pueden desarrollar una depresión.
– También puede tratarse los síntomas en unidades médicas para el dolor e incluso ofrecer una medicación similar a la que se administra a los enfermos de cáncer de próstata.
– Es común someterse a múltiples intervenciones quirúrgicas para retirar el tejido dañado, aunque generalmente este vuelve a crecer y el dolor aparece nuevamente.
Aumenta el riesgo de infarto cardíaco
Según un estudio llevado a cabo en el hospital de Boston (EE.UU), las pacientes con endometriosis y que han sufrido una intervención quirúrgica en la que se les ha extirpado el útero o los ovarios corren mayor riesgo de sufrir un infarto.
Para llevar a cabo el estudio, se analizaron los historiales médicos de 116 430 mujeres  a lo largo 20 años. De entre todas ellas, 11 903 padecían endometriosis. Se descubrió que las mujeres que habían sido sometidas a una menopausia forzosa a causa de una operación tenían un riesgo más elevado de padecer arterias obstruidas, infartos de miocardio o angina de pecho. Esto también puede afectar a mujeres jóvenes menores de 40 años.
Adquirir hábitos de vida saludables
Los médicos recomiendan que toda mujer afectada cuide su salud física y emocional para evitar problemas cardiovasculares. Hay que tener en cuenta que el dolor, la sensación de incomprensión y soledad pueden generar sentimientos de frustración y aislamiento que deriven en una depresión. Un organismo inmunodeprimido tiene mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Piden cadena perpetua para asesino de Eyvi Agreda