Las elecciones serán el 2021 y falta poco mas de un año, el escenario político empieza a calentarse por las encuestas direccionadas por grupos de poder, para perfilar al candidato de su preferencia. Hoy muestran al expremier Pantaleón como favorito con 18% de preferencia, para llegar a Palacio de Gobierno. Lo sigue el “mantenido” Julio Guzmán con 9%, atrás llega “el pegalón” George Forsyth con 9% y Keiko Fujimori con 6% en la cola Mendoza, Acuña con 4% y Barenechea 2%, Salaverry y Beingolea con 1% SIN HABER GANADO NADIE Y SIN SABER CUALES SON SUS PROPUESTAS.

encuestadoras

Siempre lo he manifestado, aunque muchos no lo crean -he sido gerente de RHU MARKETING SERVICE SA- a mi no me pueden cojudear Datum, CPI y APOYO (las preferidas del tío Vladi), las encuestas son como los chorizos, todos los ven y los disfrutan después de hechos, pero nadie sabe cómo los hacen? Sabemos que las encuestas adquieren una visibilidad en tiempo de campaña electoral, algunos candidatos se ponen muy nerviosos cuando no aparecen en las fotos, mientras que los que se registran mejor calificados, las consideran un buen augurio, y, mucho más, cuando son ellos o sus mentores quienes de manera soslayada han pagado esas encuestas generando manipulación a la opinión pública. ¿Quién las controla? ¿Existe APEIN? La Asociación que agrupa a las empresas de investigación de mercados y de opinión pública en el Perú?

En el siglo XVI, Nicolás Maquiavelo, autor de El Príncipe, hizo una distinción entre la política y la moral. Los escasos –decía– no se aventuran a contradecir a la opinión de la mayoría. Hoy, en pleno siglo XXI, es casi idéntico a lo dicho por Maquiavelo, pero ya con otras palabras. La politóloga alemana Elizabeth Noelle-Neuman, autora de la teoría la espiral del silencio, dictaminó que es probable que un individuo se abstenga de dar su opinión sobre un determinado tema en un grupo de personas en el que se sienta minoría, por miedo a la reprensión o el aislamiento. Dicho de otra manera: los votantes estarían siempre inclinados a respaldar las tesis y fórmulas ganadoras.

En las encuestas de CPI, Datum o Ipsos Apoyo, sólo demuestran que cumplen doble misión: de propaganda y manipulación, ponen en manifiesto que tienden a crear maquillaje a unos y “congelamientos” o “bajas” a otros, en comparsa de algunos medios perversos. El 2021 esta lejos, pero una vez más veremos el fracaso de estas encuestadoras y opinólogos antiapistas, antifurimoristas que muestras un verdadero despropósito contra los partidos de oposición. No se coman la huevada que señala Luis Benavente, que la ciudadanía esta buscando nuevas figuras y otras alternativas? Habría que preguntarle sí el pueblo esta dispuesto a perder otros cinco años más?

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  ¿Nadie para la escandalosa intromisión política (su brazo ideológico), del presidente Vizcarra?
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político