Ya sea por distracción o por falta de habilidad en la cocina, todos dejamos quemar comida mientras la cocinábamos.

Es difícil manejar una olla carbonizada, pero tenemos la solución: bicarbonato de sodio. Mira esto.:

  1. Hervir agua: Llene la olla con un litro de agua o más, si es necesario, para cubrir la zona quemada. Llévelo a hervir a fuego medio.
  2. Añadir bicarbonato de sodio: añadir dos cucharadas de bicarbonato de sodio y mezclar con una cuchara de palo. Deja hervir la mezcla durante unos minutos.
  3. Raspar la olla, vaciar la olla y lavarla con agua tibia. Luego frota con una paja de acero.

bicarbonato de sodio

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Tres buenas razones para comer más maní. Di que sí