Panqueques, huevos revueltos o fritos, filetes, pescado o verduras. Son innumerables los alimentos que puede cocinar en la sartén anti-adherente. Como su nombre indica, la comida no debe quedar pegada a este tipo de material, pero a veces sucede.

bicarbonato

¿Por qué? La culpa puede ser de grasa y residuos de alimentos que se han acumulado o, en el peor de los casos, de riesgos o desgaste del material antiadherente.

En el primer caso, la limpieza correcta puede ayudar, ya en el segundo la sartén está “condenada” -probablemente debido al uso de herramientas metálicas para mover la comida en la sartén o fregarla con materiales abrasivos.

El sitio web Pure Wow enseña una técnica rápida para dejar su sartén limpio y antiadherente de nuevo: haga una pasta con iguales medidas de bicarbonato de sodio y agua. Frote la mezcla con un cepillo suave en movimientos circulares y déjela actuar. Una vez que los residuos se hayan eliminado, lávese bien la sartén y séquela.

Si incluso después de esto la comida sigue pegándose al utensilio, pruebe este truco: hierva en la sartén una mezcla de una parte de vinagre a dos partes de agua tibia por 10 minutos. Después deja que se enfríe y lava la sartén con agua y jabón, frotándola con un cepillo suave. Lávala bien y séquela.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Estudio revela proteína que ayuda a mantener la piel joven