¿Entras sin ducharte, abres el grifo y sólo salen unas gotas de tu ducha? ¡Nunca más!

La publicación Good House Keeping indica que las impurezas expulsadas por el agua hacen que la ducha pierda progresivamente la presión.

ducha

Pero no tiene que Llamar a un plomero. Según Good House Keeping, hay un truco simple y casero que promete devolverle la fuerza a su ducha.

Para aumentar la presión, primero debe llenar una bolsa de plástico con agua y vinagre blanco.

A continuación, sujete la bolsa alrededor de la cabeza de la ducha de manera que los orificios del aparato entren en contacto con la solución y la sujete con un cordón o cuerda.

Deje actuar durante una hora y al final limpie la suciedad que haya salido de los orificios.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  Este hábito cotidiano está arruinando su hígado.