Connect with us
ada ada

Economía y Negocios

El rostro autoritario de la Sunedu y sus graves amenazas

Published

on

¡Clickear Stars!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Ada Gallegos

ada

Las universidades peruanas continúan siendo avasalladas por determinadas logias de poder económico y político, las mismas que empoderadas en la Sunedu, utilizan esta institución para combatir obsesivamente a la Autonomía Universitaria con la intención de extinguirla, bajo la falaz consigna de defender la calidad académica, cuando lo que en realidad preservan son sus intereses de grupo y el funesto objetivo de privatizar la educación en beneficio de empresas comerciales de educación superior.

Por ello no extraña que en los últimos días la entidad reguladora en cuestión, se haya involucrado en una campaña de amedrentamiento en contra de autoridades universitarias, amenazando destitución del cargo y juicios penales, en contubernio con algunos medios de difusión inescrupulosos que se prestan para coadyuvar en esta funesta acción de acoso, amedrentamiento y desprestigio de imagen, del que son víctimas autoridades universitarias.

Es de público conocimiento que el 21 de julio se promulgó por parte del Congreso de la República la Ley 31520, la misma que restituye la Autonomía Universitaria y le otorga un carácter más representativo al Consejo Directivo de la Sunedu. Este cambio cualitativo en beneficio de la educación superior, es una estocada para aquellos sectores de la élite social peruana que no quieren admitir que la educación sea un bien público y social, por consiguiente un derecho insoslayable de la juventud peruana, consagrado en el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales, proclamado por la ONU, del cual el Perú es parte.

Está claro que en esta confrontación salen a relucir dos consignas antagónicas: Una nos identifica a quienes aspiramos a la consagración de la educación superior como un derecho humano a resguardar, concomitante con la restitución de la Autonomía a las universidades y la otra, al frente están los que ven en la educación superior un negocio lucrativo promoviendo centros de formación profesional destinada a la élite social peruana, absolutamente inaccesibles para la juventud de bajos recursos, por los costos millonarios que implica su matrícula y demás erogaciones, emulando a las universidades norteamericanas.

Están claramente definidos los intereses. La Sunedu sin tiene identidad propia, ya tomó partido para amedrentar y hostigar a los que defienden la Autonomía Universitaria. Tampoco se ruboriza al promover ilegales amparos contra el Congreso para impedir que el primer poder del Estado ejerza a plenitud la potestad legislativa que le otorga la Constitución, todo ello en contubernio con jueces supernumerarios, improvisados e inexpertos que sintomáticamente aparecen firmando en una mañana, voluminosas resoluciones que requieren de varios días su elaboración. El autoritarismo y acciones de amedrentamiento alcanzó estos días ribetes extremos e inaceptables, las universidades recibieron de la Sunedu, sendas cartas notariadas a través de las cuales se lanzan amenazas y conminatorias a desacatar la Ley No. 31520, bajo alternativa de ser denunciados penalmente. Es decir, de organismos técnico especializado – OTE se convirtió en un organismo de represión política, violador de derechos humanos y garantías constitucionales, respaldado en un fallo judicial emergente de un irregular recurso de amparo contra el Congreso de la República, donde la inexperiencia de una juez supernumeraria, no le permite percatarse que, el único recurso que puede dejar sin efecto una ley promulgada, es la Acción de Inconstitucionalidad, con una sentencia que anule la ley cuestionada.

Cómo eso aún no aconteció, la ley 31520 sigue vigente y corresponde su eficaz cumplimiento. En consecuencia, las acciones de amedrentamiento del representante de la Sunedu no corresponden y constituyen actos antidemocráticos.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias