Connect with us
cachimba cachimba

Entretenimiento

El placer de compartir una cachimba

Published

on

La cachimba o shisha es una de los objetos para uso recreativo y social que más han proliferado en los últimos años. En la cachimba se aúna tendencia, moda, actividad lúdica y relax. Fumar en cachimba es algo más que fumar. Es compartir. Con la cachimba, nos conectamos con una tradición centenaria y oriental que nos habla de paz y sosiego, de compartir con los demás, de conversación distendida y momentos especiales con nuestros amigos. Estas Navidades, comprar shisha puede ser una buena alternativa de regalo.

¿Qué es y cómo funciona una cachimba?

La cachimba está compuesta por una base de cristal en la que se deposita el agua que se lleva a ebullición. En la parte superior hay un tubo que comunica la base con la cazoleta, donde se coloca una pastilla de carbón que se enciende y el tabaco. De los laterales de la base de la cachimba salen unas mangueras rematadas en unas boquillas que se utilizan para aspirar el humo. En ese proceso de aspiración, se crea una diferencia de presión que hace que el humo descienda de la cazoleta y pase por el agua, limpiándose y filtrándose antes de llegar a la boca del fumador. En ese proceso de aspiración, se produce el burbujeo del agua tan característico de la cachimba.

En la cachimba se emplean distintos tipos de tabacos y sabores. También existen pastillas con aromas y sabores frutales que no contienen tabaco.

Fumar en cachimba es mucho más sano que fumar en cigarrillos, gracias precisamente a esa función de filtrado del humo que hace el agua, con lo que se consigue que llegue una menor cantidad de sustancias perjudiciales.

La cachimba es para compartir

Fumar en cachimba es una costumbre social, está pensada para compartir con amigos. La cachimba se fumaba originariamente en persia y otras zonas de oriente medio en grupos que se sentaban en círculo y se iban pasando la pipa unos a otros. Tras fumar, se daba un pequeño toque con la pipa al que estaba sentado al lado. Esto era un gesto de cortesía y de saludo. Y así, sucesivamente, hasta acabar con la cachimba.

Fumar en cachimba era un motivo para salir y reunirse con amigos. Esto sigue siendo así. Además la cachimba está asociada a momentos de placer y relax. Todo el ritual de preparar la cachimba, encenderla, fumarla, situarse en torno a ella…todo esto sirve para crear un momento único que nos acerca a las personas con las que compartimos la cachimba. Invita a la confidencia, a la cordialidad, a compartir las inquietudes del día…La cachimba tiene un halo de intimidad y de comunión que no tienen otras formas de fumar.

Estilos de cachimbas

La cachimba es un objeto ritual y también es una moda. Fruto de ello, es la gran variedad de diseños y estilos que nos encontramos. Hay cachimbas clásicas, modernas, de diferente tipos y colores. La cachimba se adapta a todos tipos de públicos, por eso existe una gran cantidad de modelos diferentes. También es un objeto de colección.

Fumar en cachimba es un hábito social que nos acerca a los demás. Si te adentras en este mundo te verás envuelto por toda la magia y el ritual que hay en torno a esta ancestral costumbre.

 

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias