Los precios del “oro negro” se hundieron en este arranque de semana, con la materia prima fuertemente presionada por la falta de espacio de almacenamiento. En Estados Unidos, negoció en valores negativos por primera vez en su historia.

petróleo

El contrato de mayo de West Texas Intermediate (WTI), “benchmark” para los Estados Unidos, se cerró el lunes hundiendo a -37,63 dólares el barril (después de haberse fijado en 40,32 dólares negativos), algo que nunca antes se había visto-y cayendo 56 dólares frente al cierre del viernes.

petróleo

El valor de 9,75 dólares fue el precio intradiario más bajo desde que los futuros del petróleo se lanzaron en 1983 al mercado neoyorquino de materias primas (NYMEX). Es decir, desde la administración Reagan, el crudo no era tan barato.

El hundimiento de este lunes en el WTI deja los precios del crudo estadounidense 159,4% por debajo del pico de enero de 63,27 dólares.

El hecho de que los contratos de mayo vencieran este martes ha llevado al cierre de muchas posiciones, con los operadores que preferían plazos más largos, lo que ha contribuido a hundir los precios.

Por su parte, el Brent del Mar del Norte, negociado en Londres y referencia para las importaciones portuguesas, ha perdido un 5,73% a 26,47 dólares el barril.

La oferta de crudo en los mercados ha sido cada vez más excedentaria frente a la continua caída de la demanda como consecuencia de la pandemia de covid-19. Y a falta de espacio de almacenamiento en tierra, muchas empresas ya recurren a los superpetroleros. El crudo que está almacenado actualmente en el mar ha alcanzado ya un nuevo récord de 160 millones de barriles (el doble del nivel de hace dos semanas).

Seguro te interesa  ¿Qué hace un analista de inversión?

El problema de la falta de almacenamiento está afectando sobre todo a los productores estadounidenses. “Con el espacio de almacenamiento a llenar, el precio del petróleo para entrega inmediata se hundió”, comentó a ProActiveInvestors un analista del Saxo Bank, Ole Hansen.

El diferencial de unos 60 dólares entre los contratos de mayo y junio es una clara señal de que los comerciantes de petróleo físico no tienen espacio disponible. El contrato de junio de WTI seguía al final del día cayendo un 9% a 22,70 dólares.

Saxo considera que sólo un fuerte cambio en los aspectos fundamentales – como el hecho de que los productores se vean obligados a detenerse o que haya una mejora significativa en el lado de la demanda – puede frenar ahora esta caída de los precios.

En Cushing (Oklahoma) – donde se almacena el WTI – sólo hay espacio para 21 millones de barriles y éste debería estar agotado ya en mayo.

Dado que Cushing actúa como punto de fijación del precio del WTI, el aumento de las reservas ejerce una presión negativa sobre los precios “spot”, lo que origina el llamado fenómeno del contango – cuando los contratos de futuros tienen precios superiores a los de entrega inmediata.

Hay que señalar que, puesto que en Cushing se almacena el petróleo transaccionado en NYMEX, este excedente hace caer los precios locales del crudo en relación con el oro negro que se entrega en otras partes del mundo.

La semana pasada, la administración Trump dijo que estaba considerando pagar a los productores estadounidenses de petróleo para que dejaran el crudo en los pozos. Es decir, quiere pagar para que las perforadoras No trabajen.

Seguro te interesa  Libertex: En vísperas de la cumbre de la OPEP+ Brent pierde el valor

Por su parte, la AIE subrayó que los Estados Unidos experimentarán una caída “sin precedentes” en su producción de petróleo este año debido a los bajos precios, que dificultan enormemente la vida de las empresas del petróleo shale oil (petróleo extraído de las rocas de esquisto bituminoso).

Además, los inventarios de crudo en los Estados Unidos no dejan de aumentar. Las reservas estadounidenses de crudo aumentaron en 19,2 millones de barriles hace dos semanas, anunció el miércoles pasado el Departamento de energía de los Estados Unidos. Fue el mayor incremento semanal desde que se empezaron a recopilar estos datos en 1982.

Las existencias de crudo de los Estados Unidos están ahora por encima de los 500 millones de barriles – por primera vez desde junio de 2017, según los datos de ClipperData.

Facebook Commentarios