Connect with us
papa papa

Internacional

El Papa saluda a Perú en el mes del Señor de los Milagros

Published

on

En un mensaje enviado al arzobispo de Lima, Mons. Carlos Castillo Mattasoglio, Francisco se dirige al pueblo peruano, que sufre en el cuerpo y en el Espíritu por causa de la pandemia, para animarle a volver la mirada al “Señor de los milagros” en el mes dedicado a él.

Elevar oraciones al Crucificado para implorar su misericordia y el fin de la pandemia que aflige al Perú. Con esta intención, El Papa Francisco envió un mensaje fraterno a los obispos del país sudamericano y a su pueblo, este primer sábado de octubre (03), Día de la tradicional procesión con la imagen del “Señor de los milagros” a quien se dedica el mes, con especial veneración.

papa

“Jesús crucificado, fijo e inmóvil en la cruz, no por la fuerza de los clavos, sino por su amor infinito, es la más bella prueba del amor de Dios por el amado pueblo peruano”, escribe el Papa. En él “el Emanuel”, el “Dios-con nosotros va al encuentro de su pueblo, en silencio, para darle vida y consuelo”, en un abrazo de misericordia y perdón.

La pandemia no impide que Dios esté cerca de Nosotros

Desafortunadamente, la pandemia impidió este año la realización en las calles de Lima de la tradicional procesión con la que, durante 332 años, el pueblo y los pastores acompañan al crucifijo “con devoción y esperanza”, subraya el Papa. Pero eso “no impide al Señor realizar el milagro de llegar a los miles de corazones bien dispuestos que, con fe simple, reconocen que Dios hecho hombre sigue caminando con sus hermanos por el camino doloroso de cada época, y continúa compartiendo la incertidumbre y el sufrimiento de todos, especialmente de los más pobres, de los excluidos y de los descartados”.

Pandemia, fuente de sufrimiento e injusticia

El pensamiento conmovido del Papa se extiende a la dramática realidad creada por la pandemia que en Perú ha causado hasta ahora más de 32 mil víctimas, y a las muchas “duras pruebas” que hermanos y hermanas están enfrentando a causa del virus que “afecta no sólo su salud, sino también sus vidas, aumentando la injusticia, el sufrimiento, las incomprensiones que afectan a la dignidad humana, sin distinción de pertenencia religiosa”, escribe aún el Pontífice.

En el desaliento, el Señor no nos abandona

Al reiterar su oración y su cercanía a todo el país, el Papa cierra su mensaje con un estímulo, “ante el desánimo y el sentimiento de impotencia” que no hace distinción, pero que concierne a todos. Al pueblo peruano Francisco le pide nuevamente que ” mire una vez más al Señor “que no nos abandona, sino que”nos llama y nos abraza con un amor infinito que nos sana, nos consuela y nos salva”.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias