El Nobel de Medicina, para un revolucionario aporte contra el cáncer

0
14

 

Agencia CTyS-UNLaM- Este año, la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo otorgó el Nobel de Medicina al estadounidense James Allison y el japonés Tasuku Honjo “por su descubrimiento de una terapia contra el cáncer mediante la inhibición de la regulación inmunonegativa”.

Según se especifica en el anuncio, Allison -de 70 años y profesor de la Universidad de Texas- estudió una proteína que “funciona como un freno en el sistema inmune”. Primero, investigó la posibilidad de quitar dicho freno y liberar las células inmunes del cuerpo para atacar los tumores. Luego, desarrolló este concepto en un nuevo enfoque para el tratamiento de pacientes.

Honjo -76 años y profesor de la Universidad de Kyoto-, por su parte, descubrió una proteína en células inmunes, la PD-1, que llevó a tratamientos “impresionantemente efectivos” en la pelea contra el cáncer. El estudio del científico asiático reveló que dicha proteína también funciona como un freno, pero con un mecanismo de acción diferente.

A raíz de esta investigación, la Administración de Medicamentos y Alimentos estadounidense (FDA) aprobó el uso de anticuerpos contra el PD-1 como un nuevo fármaco en desarrollo para el tratamiento del cáncer.

“Me siento totalmente honrado con este prestigioso reconocimiento. Soñaba con esto pero no pensé que se produciría. Me parece demasiado- resaltó Allison-. Los científicos ambicionan simplemente con ir más allá de las fronteras del saber. Mi intención no era estudiar el cáncer sino comprender la biología de las células T, esas células increíbles que recorren nuestro cuerpo para protegerlo”, añadió.

Honjo, en tanto, se comprometió a continuar sus investigaciones. “Buscamos que la inmunoterapia salve más pacientes afectados por cáncer”, afirmó el laureado científico en una rueda de prensa en la Universidad de Kyoto.

Una carrera llena de descubrimientos y premios

Ambos ya contaban con importantes avances y reconocimientos a partir de sus investigaciones. En 2014, habían sido galardonados con el premio Tang –considerado la versión asiática de los Nobel- por su método terapéutico que permite al sistema inmunitario actuar más rápido para combatir el cáncer.

Además, en 1995, Allison fue uno de los dos científicos en identificar el CTLA-4 como un inhibidor de los linfocitos T, los cuales tienen un papel central en el sistema inmunitario. Las investigaciones del equipo dirigido por el científico norteamericano llevaron a desarrollar un anticuerpo aprobado por la FDA en 2011 para el tratamiento del melanoma.

Fuente: Agencia CTyS-UNLaM

Facebook Commentarios
Agencia de Noticias de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad Nacional de La Matanza