Diversos constitucionalistas, afirman, que si estamos ante un poder de facto, ante un Gobierno dictatorial. Se pretende maquillar que se cuenta con el apoyo de la calle, y eso, sin duda alguna, no es democracia. La democracia se debe al imperio de la Constitución.

Vizcarra

Así les duela a las waripoleras de palacio que de suben al carro vizcarrista, de manera clara y contundente, los demócratas condenamos el golpe de Estado propiciado por Martín Vizcarra. La disolución del Parlamento, contemplada en el artículo 134 de la Constitución, ha sido forzada y es ilegal. Tanto que por propia versión de Vicente Zeballos, se sabe que dicha medida no tuvo consenso; por lo tanto, suponer la existencia de una “negación fáctica” por continuar con la elección de los miembros del TC es antojadizo e inconstitucional.

Debe quedar muy claro que un golpe de Estado nunca ha sido bueno para el país. Solo los dictadores, familiares y amigotes son los que se aprovechan. Y, como es previsible, tratan de minimizar su ilegalidad con el apoyo de ka prensa prostituta.

Facebook Commentarios
Seguro te interesa  El Perú es un país de corruptos
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político