El lider comunista Deng Xiaoping -decisivo en la transformación de la economía china-, al llegar al poder en 1978 practicó lo que había dicho 16 años antes y fue acusado de contrarrevolucionario y derechista en la maoísta “revolución cultural”: NO IMPORTA EL COLOR DEL GATO, LO IMPORTANTE ES QUE CACE RATONES. Llegado al gobierno demostró cómo se podía afianzar el poder político dictatorial comunista por medio de una exitosa economía capitalista. ‘El gato caza ratones pone por encima de dogmatismos ideológicos el pragmatismo de los resultados”. Nada más necesario en la actual encrucijada peruana que la efectividad de las respuestas a la paralización económica, social y política del país: efectiva reactivación económica, con drástico freno a la inflación, estímulo a la inversión, productividad, empleo e ingresos; con paz, rescate de las libertades democráticas y respeto a la Constitución.

gobierno

Por qué Martín Vizcarra no aplica las cláusula anticorrupción y les cancela las obras a las ratas de Odebrecht y los ratones del Club de la Construcción y acaba con este sistema poderoso de la corrupción? Hoy se habla del “ gobierno de Vizcarra y sus aliados; las ratas y ratones gordos”, de la tenaz persecución del gato a los líderes de la oposición a través del Poder Judicial, Fiscalía y medios mermeleros? Que a 3 años de gobierno “ppkausa” y de la economía neoliberal de insano pragmatismo y heterodoxia condena a los peruanos? Sin la reconstrucción del norte, ninguna obra que demostrar, con mayor desempleo, sin inversiones, alza de precios de productos y servicios de primera necesidad, alza de transporte, peajes, medicinas. Disolución del Congreso (para que no investigue al presidente por el escandaloso caso Chinchero), el reembolso de S/.524 millones a la empresa corrupta Odebrecht (a pesar que se conocen nuevos casos de corrupción). Que la “ministra sobona” Gloria Montenegro diga “si tuviera que devolver 10 mil millones lo haría”? Qué la lucha contra la corrupción de este gobierno, sea una burla… que la improvisada ministra del MEF, en vez de decir que el gran problema del Perú, es que aún la gente no vale lo mismo? en vez de la reactivación de la economía de mercado y recreación del tejido social y de las instituciones solidarias, con decididas políticas estatales? No sabe que ambas se necesitan para que el gato cace ratones; si no, el hambre se comerá al fracasado e inútil gato?

Seguro te interesa  ¿Qué se puede pensar de Kenji "el negociador"?

Sería fatal que los medios y las guaripoleras publiciten que con el reembolso a Odebrdcht, de acabará con la corrupción, que traerá soluciones mágicas para 70% de que no están en condiciones de participar exitosamente en el mercado de trabajo, ni en el de consumo. Hay que mirar el futuro del país, atraer mayor inversión, para que puedan ser exitosas las políticas de educación, salud y trabajo, que transforme las personas hoy recostadas en el Estado, en personas productivas, económica y con ciudadanía. Ya nuestra educación no puede ser para obtener un cartón-diploma “para acceder al reparto de la riqueza existente” (como se ha practicado), sino una educación con nueva actitud, capacitación y oportunidades para producir la riqueza que no existe. Aprender a cazar ratones en democracia, no importa el color del gato mientras sea democrático.

Es un grave problema para el incapaz Vizcarra, es no tener visión de país, “Gato blanco o gato negro, da igual; lo importante es que cace ratones”‘. El proverbio lo aprendió Felipe González en 1985 del entonces líder supremo chino, Deng Xiaoping. El mandatario español no dejó de repetirla en todo el viaje oficial al país asiático. Hombre de notable inteligencia, González aprendió pronto las lecciones del peculiar pragmatismo que iba a imponerse…

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político