El gasolinazo de Donayre

0
72

Como es de público conocimiento, el Poder Judicial solicitó al Congreso el levantamiento de la inmunidad parlamentaria del Congresista Edwin Donayre, para que cumpla la condena de cinco años y seis meses de prisión efectiva por el denominado “caso Gasolinazo”, demostrando celeridad, el pleno del Congreso, con una mayoría abrumadora, levantó la inmunidad de arresto para el referido Congresista, por cuanto la exigencia que el Poder Legislativo requería para desaforar al parlamentario Donayre, estaba fundada en el argumento de obtener en el Poder Judicial una sentencia firme, como finalmente sucedió.

Estoy plenamente de acuerdo con el respeto irrestricto a los fallos del Poder Judicial, no podría ser de otra manera y al Congreso de la República no le quedaba otra opción, tenía que ser así y resulta preocupante la conducta del sentenciado Donayre de haber pasado a la clandestinidad, luego de haber vociferado su inocencia, por todos lados.

Ahora bien, que no aparezcan los tinterillos y leguleyos utilizando la clandestinidad del sentenciado Donayre para sostener y decir que la prisión preventiva es necesaria, pues la situación del sentenciado Donayre dista total y absolutamente de un investigado en fase preparatoria ante el Ministerio Público, debiendo identificarse que en este caso el Poder Judicial y la Fiscalía no tienen ninguna responsabilidad. En todo caso, la clandestinidad del sentenciado Donayre responde únicamente a sus propias decisiones, correspondiendo a la Policía Nacional del Perú tomar efectivos controles de inteligencia para la ubicación y captura, como también así tomar las precauciones migratorias y de otra índole.

Finalmente, esperamos la reflexión del Congresista Donayre, exhortándolo a que no pase a la historia como un Congresista que se rehusó al mandato imperativo de la ley, pues detrás de la labor de este Congresista existe una conducta que no puede ser manchada, tal es la del soldado peruano.

 

Facebook Commentarios