He escuchado tantas estúpidas propuestas de ingenuos y cancheros candidatos que estoy seguro que el próximo Congreso será igual o peor que el “disuelto” por Ron Zacapa.

campaña electoral

Algunos idiotas prometen la eliminación de la inmunidad parlamentaria, revisar todos los DU de Vizcarra, cambiar desde el Código Procesal Civil hasta la mismísima Constitución para resolver problemas económicos y domésticos o volver a la Constitución del 79, otros ofrecen doblar el sueldo de los maestros, militares y policías, jueces, acabar con la corrupción y todas las prostitutas palaciegas?.

En el colmo de una prepotente ignorancia, hay quienes prometen acabar con el cobro de peaje, regalar becas de estudio, UNIFORMES, LIBROS Y CUADERNOS, DESAYUNO Y ALMUERZO GRATIS PARA TODOS LOS ESCOLARES, etc etc, y esto recién empieza.

Claro que es para llorar, escuchar estupideces sin considerar que esta elección es sólo “parlamentaria” y de corto plazo, no como para prometer un país sin pobreza ni marginados, con oportunidades para todos: una pendejada para agarrar algunos votantes distraídos, etc.

Cuando leo y escucho a tantos candidato al Congreso, hacer promesas políticas me parecen atrevidas e irresponsables sus seudo propuestas. Los electarados están en la dirección del convencimiento de estas cantinfladas que algunos medios colocan como la mejor opción para nuestro país, de acuerdo al color de su camiseta. Ante semejantes disparates o hueveo, sólo hagan una pregunta COMO VAN A FINANCIAR SU CAMPAÑA?

Nos comemos eso que todos tenemos el derecho de elegir y ser elegidos- ASÍ NOS METAN EL DEDO- , tal cual señala nuestra Carta Magna? Si bien todos gozamos -plenamente y sin restricciones- del derecho a elegir; lo que aún muchos no logran comprender es que, para ser elegidos, hay que demostrar atributos personales y méritos profesionales que no todos solemos poseer y que, de poseerlas, recién podrían ameritar (plenamente y sin restricciones) una candidatura política y éticamente viable.

Seguro te interesa  El "provinciano de Moquegua" les sacó la vuelta a los blanquitos?

No basta ser peruano y mayor de edad, como tampoco basta apelar al derecho de ser elegidos para pretender ser elegidos; más aun si detrás de tal pretensión hay un vacío abismal de competencias, aptitudes y vocaciones que, de ninguna manera, garantizan un desempeño fiel y eficiente para mejorar el bienestar del país.

Será por eso que cada día cuesta más reconocer auténticos y genuinos a nuestros padres de la patria, en tanto su desempeño sea más como viles padrastros de ésta.

Veamos, en vez de pruebas toxicológicas y de VIH; de bailoteos y cantinfladas, de apariciones con disfraces de chunchos, cholos o campesinos, todos los candidatos sin excepción, se someten a tests psicológicos en vista que muchos terminan haciéndose los locos con lo prometido; pruebas de aptitud y razonamiento lógico-matemático, pues hay que manejar cifras y presupuestos; y, por último, un no menos importante examen sobre cultura general, ya que no se sabe como algunos terminaron el colegio; haciéndonos pasar vergüenza nacional frente a sus pares de países vecinos.

MUCHOS DIRÁN QUE ESTE PEDIDO PUEDE SONAR DESATINADO y absurdo pero tiene algo de sentido si recordamos cómo todo joven, común y silvestre, se somete a exámenes aún más difíciles, para intentar un ingreso a la universidad ó para obtener una beca de estudios.

Entonces, con mucho mayor razón, quien pretenda una curul debería pasar por una prueba, acaso aún más exhaustiva, en el entendido -muy poco apreciado- que el trabajo congresal conlleva responsabilidades bastante superiores a las de simplemente estudiar en una universidad… o me equivoco?

El problema es que hecha la ley, hecha la trampa. Hechas las pruebas habrá quien venda respuestas o CERTIFICADOS TOXICOLÓGICOS. En un país donde todo se vende y todo se compra, incluidas algunas conciencias, no peco de exagerado; ya que el objetivo es ocupar una curul, cueste lo que cueste y a toda costa.

Seguro te interesa  La crisis migratoria que Donald Trump necesitaba

Cuidado, NO DEBEMOS CAER EN EL CANTO DE SIRENA, SINO NOS SUICIDAREMOS COMO LAS BALLENAS porque así no se conduce al país hacia buen puerto; sino más bien hacia un trágico y cándido suicidio colectivo que avalaríamos con un voto ciego e irresponsable.

NO LO DUDES AHORA O NUNCA: VOTO BIEN PENSADO

Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político