Que la torta de publicidad del Estado mantiene privilegiada a la gran prensa, radio y televisión, ha dado motivo para que la gente de todos los estratos sociales señale que el gobierno compra a la prensa o que la prensa se vende, es verdad, así de simple.

democracia

Acaso “la mermelada publicitaria” es una amenaza insidiosa a la libertad de prensa, que podría influir sobre quién obtendría el poder en las elecciones parlamentarias del 26 de enero, a la vuelta de la esquina? Una evidencia que pesa más la influencia de la publicidad del Estado en los contenidos de la prensa “adictos al dinero público”, que la veracidad y objetividad? Que propietarios y guaripoleras arguyen que son espacios mercantiles y no es que hayan convertido la censura en autocensura, ni nada por el estilo.

Tampoco que el gobierno ha utilizado formas sutiles y no tan sutiles para dar forma al contenido que van desde amenazar con retirar anuncios, hasta pedir una cobertura personalizada que incluya fotos en la portada?

Sólo en este gobierno de Vizcarra, la publicidad del Estado se ha disparado en dos años a más de mil millones de soles? Es una simbiosis perversa, el ejecutivo, los políticos usan a los medios y los medios viven de ellos”… Acaso,
no hay lavado de activos por la plata que invirtió Odebrecht en los partidos para pagar las campañas electorales?

Las listas de los periodistas comprados y las cantidades que les daba Odebrecht y por lo bajo el gobierno? Los “empresarios de los medios de comunicación, guaripoleras y odaliscas de todo color recibieron los beneficios de las partidas secretas manejadas desde la Caja 2?
No cerremos los ojos ante la evidencia…

Seguro te interesa  No hay democracia sin prensa libre.
Facebook Commentarios
Jaime Uribe Rocha Periodista y columnista en medios escritos, experto en marketing político