El currículo: textos escolares y tratamiento del terrorismo – parte II

0
413

 

Por Guillermo Molinari Palomino

Ex Viceministro de Educación

Dialogo con los padres de familia.

La implementación curricular se define como la acción estratégica de generación de condiciones a cargo del Ministerio de Educación por mandato de la Ley General de Educación para que, “Todos los estudiantes aprendan de manera efectiva y alcancen el Perfil de Egreso como resultado de su formación básica: en el ámbito personal, ejercicio de la ciudadanía, vinculación con el mundo del trabajo y su participación en la sociedad del conocimiento”, allí radica la real Rectoría del Ministerio de Educación, en asegurar el desarrollo del potencial humano de nuestras niñas, niños, adolescentes.

En ese sentido la implementación es el proceso de apropiación del Currículo por parte de los actores educativos y que cierra las brechas entre el currículo prescrito, el implementado y el aprendido; y que busca que los actores educativos involucrados lo conozcan, lo “hagan suyo” y se comprometan con su aplicación.

Por ello antes de proceder a elaborar los textos y cuadernos de trabajo, a definir programas de capacitación de los docentes, al proponer metodología y estrategias pedagógicas, o cualquier otro aspecto que incida en los aprendizajes de los alumnos; se debe contar con un Currículo Nacional debidamente consultado con la ciudadanía. Esta es la cuestión fundamental en la demanda interpuesta por un grupo de padres de familia, es decir, se cuestiona la omisión de cumplir con el debido procedimiento para su aprobación, garantizando la participación de todos los actores de la comunidad educativa.

El 7 de noviembre del 2017 ante la comisión de Educación, juventud y deporte, el Ministerio de Educación expreso con toda claridad su responsabilidad y competencias respecto a la elaboración de los materiales educativos indicando que el objetivo principal estaba centrado en presentar los hechos con las debidas evidencias  y garantizando se evite pugnas ideológicas que distorsionen o sesguen la formación de los estudiantes, y que esa es la principal competencia como ente Rector en el tratamiento de los contenidos. Ante esta realidad intentaremos dar respuesta a las siguientes preguntas:

¿Por qué revisar los textos escolares de los estudiantes en lo que se refiere a la enseñanza del tema del terrorismo en la escuela?

Es muy importante la selección de las fuentes de tratamiento de los contenidos, que estas estén acompañadas de evidencias, atiendan a los objetivos y capacidades que se pretenden lograr en el proceso de enseñanza aprendizaje; la selección de los expertos, buscando historiadores y otros profesionales neutrales, objetivos y veraces. Con el fin de asegurar que los contenidos formulados y presentados en los materiales educativos permitan los niveles de razonamiento, reflexión y juicio de valor en los estudiantes, porque son estas herramientas las que ellos utilizaran para enfrentar la vida, para entender y oponer sus propios pensamientos a ideas trastocadas, evitando que la historia de violencia terrorista se repita.

Se había incorporado de manera explícita el contenido sobre la “violencia terrorista” en el currículo, tanto en primaria como en secundaria, ya que el currículo formulado en el 2016 adolece de los mismos. Presentamos como ejemplo en área de Desarrollo Personal, Ciudadanía y Cívica, en la competencia “Convive y participa democráticamente en la búsqueda del bien común” de 5to de primaria a 5to de secundaria:

  • En el Desempeño de 6to de primaria: “Identifica situaciones de violencia (la delincuencia, el terrorismo, entre otros) y argumenta cómo estos atentan contra los derechos de las personas y seguridad ciudadana”.
  • En el Desempeño de 4to de secundaria “Argumenta su posición a favor del respeto de la institucionalidad democrática frente a la violencia terrorista, y promueve una consistente cultura de paz y los valores democráticos del país”

¿Por qué y cómo capacitar a los docentes con programas sostenidos y permanentes en las áreas de Personal Social, DPCC e Historia, Geografía y Economía?

La formación de los futuros maestros y la capacitación de los que vienen ejerciendo la profesión tiene que estar alineada a la propuesta curricular. Por esta razón los contenidos son importantes en toda formulación, en todo trabajo pedagógico; pero junto a ello no debemos descuidar el trabajo articulado con los padres de familia.

Pero también es importante formar a los que forman a los maestros, volviéndose este un objetivo importante del ente rector. Los docentes deben manejar el enfoque del área, promoviendo que los estudiantes se formen como ciudadanos conscientes de la sociedad en la que viven y de su rol como sujetos históricos con el fin de que asuman compromisos y se conviertan en agentes de cambio, aquí nos referimos al enfoque de ciudadanía activa.

Por eso es indispensable que el maestro esté preparado para el tratamiento de temas como la violencia terrorista, porque el mismo tema aporta a la construcción del pensamiento crítico, la defensa de los derechos humanos, la memoria histórica y la formación del ciudadano que requiere el país.

No basta con introducir cambios en el currículo o cambios en los materiales, necesitamos que los maestros tengan una preparación e información adecuada.

¿Qué metodologías y estrategias se sugieren para el tratamiento del tema en una unidad de aprendizaje?

Debemos partir  que en el caso del área de DPCC, se debe propender a que los estudiantes asuman su rol responsables como ciudadanos que propician la vida en democracia sustentada en un enfoque de derechos, generando la deliberación sobre los hechos, puntos de vista y testimonios relacionados al período de violencia terrorista en el Perú. Por ello los aprendizajes a desarrollar deben alinearse al asunto público a tratar, generar una situación significativa de aprendizaje alrededor del asunto, promover la recopilación de información acudiendo a fuentes veraces y confiables con el fin de ser utilizadas como sustento de su interpretación histórica, generar el análisis y sistematización de la información para relacionarla a normatividad vigente y las instituciones encargadas de hacer frente al discurso terrorista o discursos encubiertos que difunden grupos afines.

Pero también en el trabajo realizado de ajustes al currículo en la gestión del Ministro Vexler, se recogió la posición de la Defensoría del Pueblo sobre la importancia de incluir los aspectos que tengan referencia  a los derechos a la vida y a la protección de los derechos fundamentales.

Finalmente hay que precisar que no solo se trata de poner o quitar contenidos o términos, sino fundamentalmente que puede estar detrás de los escritos; allí es donde se plantean las posiciones ideológicas, es esa la línea delicada que la rectoría del Ministerio de Educación debe proteger; prever que no se filtren estos escritos en los materiales nos ayudara a preparar a nuestros jóvenes para que estén listos para responder ante cualquier intención de generar una ideología en ellos.

 

 

 

Facebook Commentarios