Como resultado de las elecciones,llevado a cabo el pasado domingo 7 de octubre del 2018, para elegir a los Alcaldes y Gobernadores que regirán los destinos de los distritos, provincias y regiones de nuestro país, durante el periodo 2019 -2022, se ha podido apreciar a lo largo del proceso electoral, una serie de hechos y circunstancias, que de una u otra manera incidieron en el resultado final. Motivo por el cual, voy a describir de acuerdo a mi apreciación, una de las razones, que determinaron el holgado triunfo del Dr. Jorge Muñoz Wells en la provincia de Lima.

Pues bien, recordarán ustedes, que la campaña del candidato por Acción Popular, inicialmente se caracterizó por ser muy discreta y “Franciscana”, motivo por el cual, con su 2% de aceptación en ese entonces,no le permitía salir de los últimos lugares.

Pero a partir del día siguiente del primer debate televisivo, y gracias al apoyo (quiero pensar que fue por simpatía) de un conocido grupo económico, quién le brindó sus canales de televisión, emisoras radiales, periódicos y revistas, para bombardear intensamente al electorado, al extremo que para lograr una empatía entre el candidato “bendecido” con los sectores populares, le pusieron el sobrenombre del “gringo Karl” (en alusión a un carismático farandulerode origen Sud Africano).

Por tanto el apoyo de dicho grupo económico, sumado a los méritos propios del candidato, lograron que los limeños poco informados (aquellos que no saben, no opinan, y siempre votan a ganador); Lo “descubrieran”, lo tomaran cómo su candidato e impulsaran un crecimiento de 3% diario, no parrando hasta llevarlo a sentarse en el sillón de Nicolás de Rivera “El viejo”, a partir del 01 de enero del 2019.

Estando las cosas así, debe tener mucho de cierto, los comentarios que se escuchan por las calles y plazas de la capital, en el sentido que al electo alcalde de Lima,“se le apareció la Virgen en forma de publicidad”,corroborandoel viejo refrán popular, que en octubre sí hay milagros.Debo indicar queno cuestiono el apoyo otorgado por el grupo de poder, lo cual fue más evidente que la catedral de Lima. Peroconsidero que no debieron ignorar, ningunear y desacreditar a los adversarios, solamente por el hecho de allanarle el camino al candidato de la lampa. Salvo mejor parecer.

Facebook Commentarios