Una mujer obligó a un avión a aterrizar de emergencia en Arabia Saudita cuando se dio cuenta de que su bebé no estaba a bordo. El niño había seguido a su tía al autobús equivocado.

avión

Un avión tuvo que volver al aeropuerto de donde se había ido después de que una pasajera se diera cuenta de que había olvidado a su bebé en tierra, cuenta Gulf News. El vuelo SV832 de Saudi Arabian Airlines viajaba de Gidá, Arabia Saudita, a Kuala Lumpur, Malasia, cuando una mujer se dio cuenta de que su hijo se había quedado con su tía, que había tomado el autobús equivocado en el aeropuerto. Cuando se dio cuenta del error, la mujer avisó a la tripulación del olvido. Y el avión regresó.

Un video publicado en YouTube muestra el momento en que el piloto del avión intenta explicar al control aéreo por qué quería aterrizar el avión: “Que Dios esté con nosotros. ¿Podemos volver?”. Nadie creía la historia contada por el piloto, pero él insistió: “ya se lo dije. Una pasajera dejó a su bebé en la terminal y se niega a continuar el vuelo”. En el video también se oye la conversación entre dos controladores aéreos: “el vuelo pide regresar. Una pasajera se olvidó del bebé en la zona de espera, pobre niña”.

Después de unos minutos de debate, la torre de control aéreo autorizó al vuelo SV832 para volver y aterrizar en el Aeropuerto Internacional Rey Abdulaziz. “Esta es una situación completamente nueva para nosotros”, añade un trabajador. Casos como este son muy raros: normalmente los vuelos sólo se interrumpen y se ven obligados a volver si el aparato presenta algún problema técnico o si un pasajero presenta algún problema de salud.

Sin embargo, otros insólitos han obligado a los aviones a aterrizar de emergencia. En 2013, por ejemplo, un vuelo de American Airlines entre Los Ángeles y Nueva York fue interrumpido porque un pasajero se negaba a dejar de cantar “I Will Always Love You” de Whitney Houston. Al año siguiente, en Nueva York, un avión que debía haber viajado a Seúl fue obligado a volver a la terminal porque una azafata sirvió nueces en un paquete de plástico, y no en una copa, Cho Hyun-ah, heredera de la aerolínea surcoreana, recordó The Guardian.

Facebook Commentarios