El gobierno de Donald Trump debe emitir este lunes una extensión de 90 días de la licencia que permite a las empresas estadounidenses seguir negociando con Huawei.

Huawei

La agencia inglesa de noticias Reuters informó el viernes que se esperaba una ampliación inicial de aproximadamente dos semanas y que se estaba trabajando en una ampliación más larga, pero que todavía no se había completado debido a obstáculos reglamentarios. El fin de semana, los planes del gobierno Trump cambiaron y ahora planea renovar la prórroga temporal por el mismo período de 90 días que prorrogó en agosto, dijeron las fuentes.

Después de añadir a Huawei a una lista negra de comercio en mayo, citando preocupaciones de seguridad nacional, el Departamento de comercio de los Estados Unidos permitió a la empresa comprar algunos productos fabricados en el país, en un movimiento encaminado a minimizar los problemas de sus clientes, muchos de los cuales operan redes en zonas rurales de los Estados Unidos.

La prórroga se anunciará este lunes, cuando la suspensión anterior esté prevista para su expiración, dijeron las fuentes.

Fabricante

Un portavoz de Huawei, el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones, dijo el viernes que la compañía no comenta rumores y especulaciones. El Departamento de comercio se negó a comentar.

El Secretario de Comercio Wilbur Ross le dijo a Fox Business Network el viernes que algunos operadores rurales necesitan licencias temporales y dependen de Huawei para redes 3G y 4G.

– Hay suficientes problemas con el servicio telefónico en las comunidades rurales – no queremos eliminarlas. Por lo tanto, uno de los principales objetivos de las licencias temporales generales es permitir que las empresas rurales sigan funcionando – dijo Ross.

Seguro te interesa  Aplicación de Netflix para iOS Ya No es Compatible con AirPlay Debido a Limitaciones Técnicas'

Huawei y ZTE

El Secretario de Justicia de los Estados Unidos, William Barr, afirmó la semana pasada que Huawei Technologies y ZTE Corp “no son confiables” y clasificó a las compañías chinas como un riesgo para la seguridad.

Los comentarios se hicieron durante el apoyo de Barr a una propuesta para impedir que los operadores de telefonía móvil que operan en las zonas rurales de los Estados Unidos accedieran a 8.500 millones de dólares en fondos públicos para la compra de equipos o servicios de las dos compañías chinas.

La agencia de telecomunicaciones de los Estados Unidos (FCC) decidirá el 22 de noviembre sobre el plan relativo a los fondos federales y propone cobrar a los operadores de telefonía del país la retirada y sustitución de equipos de los fabricantes chinos.

Barr afirmó en una carta a la FCC que”su historial, así como las prácticas del gobierno chino, demuestran que Huawei y ZTE no son fiables”. Añadió que “no debemos indicar que Huawei y ZTE sean algo más que una amenaza a nuestra seguridad colectiva, porque eso es exactamente lo que han demostrado ser por sus propias acciones”.

Los Representantes de Huawei y ZTE no comentaron el asunto inmediatamente.

Facebook Commentarios