Dormir poco, o mal, contribuye a la formación de placas no sólo en las arterias, sino en las venas del cuerpo entero, revela un nuevo estudio. Es la primera vez que se demuestra este efecto sobre la salud, dicen los autores de la investigación.

dormir

Dormir menos de seis horas es malo para la salud, no es nada nuevo. Entre las consecuencias descritas en la literatura médica, las noches de sueño cortas o mal dormidas están la aparición de placas en las arterias que dan lugar a enfermedades cardiovasculares. Pero un nuevo estudio, publicado ahora en la revista científica del American College of Cardiology, muestra por primera vez que este efecto no es exclusivo de las arterias.

Cubre la red de venas por todo el cuerpo, lo que aumenta el riesgo de enfermedades circulatorias, accidentes cerebrovasculares, problemas digestivos y, por supuesto, enfermedades cardiovasculares.

“Este es el primer estudio que muestra claramente que el tiempo de sueño está asociada a la arteriosclerosis [engrosamiento interno de las venas debido a la formación de placas] en todo el cuerpo”, afirmó el coordinador de la investigación, José Ordovás, de la Universidad de Tufts, en Estados Unidos, citado por la CNN.

El estudio evaluó el sueño de unas 4.000 personas en España, con una edad media de 46 años, y sin antecedentes de enfermedades cardíacas. Durante una semana, los participantes utilizaron un dispositivo que registraba su calidad del sueño, midiendo el número de horas que dormían cada noche, el número de veces que despertaban y los cambios entre las distintas fases del sueño.

Con base en estos datos, los participantes fueron divididos en cuatro grupos, de acuerdo con la duración de su período de sueño – menos de seis horas; seis a siete horas; siete a ocho horas, y más de ocho horas – y todos hicieron ecografias al corazón y tomografías computarizadas en el inicio y al final del estudio, para efectos de comparación.

Según los datos obtenidos, el equipo descubrió que los participantes que dormían menos de seis horas por noche tenían un riesgo un 27% mayor de desarrollar aterosclerosis en las venas por todo el cuerpo, en comparación con los que dormían ocho horas por noche.

Dormir poco, o mal, causa daños generalizados a la salud, como está bien documentado desde hace mucho tiempo. Contribuye a la tensión alta, debilita el sistema inmunitario, favorece la obesidad y la diabetes, contribuye al aumento de las enfermedades cardiovasculares.

Facebook Commentarios