Uno de los animales voladores más grandes de la historia, con una envergadura de 10 metros y 250 kilogramos, fue identificado en Canadá a partir de fósiles descubiertos hace 30 años en la provincia de Alberta.

dragón

Opterosaurio, bautizado Cryodrakon (“dragón congelado”) boreas, vivió hace unos 77 millones de años y sólo rivaliza en tamaño con otro pterosaurio conocido, el Quetzalcoatl, de una envergadura de 10,5 metros, descubierto en el estado estadounidense de Texas.

“Es un gran descubrimiento. Sabíamos que este animal existía aquí, pero ahora podemos probar que es diferente de los demás y darle un nombre”, afirmó el paleontólogo, destacando la “diversidad de los pterosaurios en Norteamérica y su evolución”.

Como otros reptiles voladores del Cretáceo, Cryodrakon boreas era carnívoro, probablemente alimentándose de lagartos, pequeños mamíferos o incluso crías de otros dinosaurios.

Facebook Commentarios