Semanas antes de nacer y de respirar por primera vez, dos bebés que sufrían de una malformación fueron operados aún dentro del útero de la madre, en una cirugía innovadora que ocurrió en el Reino Unido.

Los bebés, que sufrían de Espina Bifída, fueron operados por un equipo de 30 médicos del Hospital Universitario de Londres durante este verano. Esta malformación es conocido por causar daños al sistema nervioso central.

Los bebés que padecen esta enfermedad, que se caracteriza por un cierre incompleto del tubo neural, normalmente son operados después del nacimiento, pero varios estudios han revelado que reparar la médula espinal cuanto antes, puede evitar la mayor pérdida de líquidos y de esta forma prevenir que los niños no sufran de degeneraciones fisícas y de movilidad.

A pesar de los beneficios, esta es una cirugía peligrosa que puede causar parto prematuro. Sin embargo, tanto la madre como los bebés están con buena recuperación.

Facebook Commentarios