Dormir menos de seis horas al día se asocia con una mayor mortalidad temprana en personas con diabetes, presión alta o historial de enfermedades cardíacas o apoplejías.

dormir

Son muchas las investigaciones científicas que indican que dormir no es malo para la salud. Sin embargo, un estudio publicado en el periódico científico de la Asociación Americana del Corazón sugiere que la falta de sueño es especialmente peligrosa para quienes tienen diabetes, hipertensión y enfermedades cardiacas.

Los científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania en los Estados Unidos llegaron a esa conclusión después de examinar el historial médico de 1 654 adultos de 20 a 74 años. Los individuos fueron seleccionados mediante entrevistas telefónicas.

Los voluntarios se dividieron en tres grupos: hipertensos y diabéticos de tipo 2; portadores de enfermedades cardíacas o que ya han sufrido un derrame cerebral y personas sanas.

Todos los participantes durmieron una noche en el laboratorio del sueño de la universidad, donde se sometieron a exámenes de polisonografía. Después de 18 años, los estudiosos contabilizaron el número de muertes y sus causas. Hasta finales de 2016, 1 142 voluntarios seguían vivos y 512 fallecieron.

Los expertos constataron entonces que los hipertensos y diabéticos que durmieron menos de seis horas esa noche en el laboratorio tenían un riesgo de morir del corazón un 83% mayor que los individuos con esas enfermedades que descansaron más tiempo. Sin embargo, las víctimas de un derrame cerebral o de enfermedades cardíacas que apenas clavaron los ojos tenían una probabilidad tres veces mayor de morir de cáncer.

Además, la falta de sueño se asoció con un riesgo 2,14 veces mayor de muerte por cualquier causa entre el grupo que padecía diabetes o presión alta. Y 3,17 veces más grande entre aquellos que ya habían sufrido un paro cardíaco o un derrame cerebral.

Seguro te interesa  La lactancia materna es buena para tu salud

Según el psicólogo Julio Fernández-Mendoza, que dirigió la investigación, identificar individuos con problemas de sueño Y tratarlos adecuadamente podría preservar vidas e incluso recursos financieros. “Me gustaría ver cambios políticos para que las consultas y los estudios del sueño se convirtieran en parte integrante de nuestros sistemas de salud”, comentó en un comunicado de prensa.

Facebook Commentarios