Connect with us
Kim Jong-un Kim Jong-un

Internacional

¿Dónde está Kim Jong-un?

Published

on

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que las noticias sobre una posible degradación del Estado de salud del líder De Corea Del Norte, Kim Jong-un, son falsas. Las noticias sobre problemas de salud son infravaloradas, pero la pregunta sigue siendo: ¿Dónde está Kim Jong-un?

Kim Jong-un

“Creo que esa información estaba equivocada. Creo que fue una falsa información de la CNN”, declaró a los periodistas el Presidente norteamericano durante la habitual conferencia sobre el nuevo coronavirus, citado por la Agencia France Presse.

El martes, Trump deseó que su homólogo norcoreano, Kim Jong-un, estuviera bien, respondiendo a la información sobre presuntos problemas de salud del líder De Corea del Norte.

“Sólo quiero decirle a Kim Jong-un que espero que esté bien”. “Si su estado de salud es el mencionado en los medios de comunicación es una situación muy preocupante”, dijo el Presidente de los Estados Unidos ese día. Sin embargo, afirmó que no tenían fuentes de confianza al respecto.

Hace una semana que Kim Jong-un, de 36 años, desapareció completamente de la vista pública.

La cadena de televisión estadounidense CNN informó esta semana, citando a un responsable estadounidense, que los Estados Unidos tenían acceso a la información de que Kim Jong-un estaba “en estado grave” debido a complicaciones postoperatorias.

Las dudas sobre los posibles problemas de salud del líder norcoreano surgieron tras su ausencia en la tradicional visita al Mausoleo de Pyongyang, donde permanece el cuerpo de su abuelo Kim Il-sung, según las imágenes difundidas por los medios del país.

Tradicionalmente, el 15 de abril, el aniversario del nacimiento de su abuelo y la principal festividad nacional, Kim Jong-un visita el Palacio del Sol de Kumsusan y rinde tributo al fundador de Corea Del Norte, con amplia cobertura de los medios controlados por el régimen. Pero esta vez, no estuvo en la ceremonia, ni hubo ningún comunicado con citas del líder norcoreano.

Esta es la ceremonia considerada más importante para el propio dictador, que ve en el abuelo el modelo a seguir, incluso en la forma de vestir y legitimación del poder.

El martes, un portavoz del Gobierno De Corea Del Sur vino a desvalorizar esta información, diciendo que no tenía información que confirmara el “rumor”, asegurándose de no haber detectado actividades fuera de lo normal en Corea del Norte.

Un artículo publicado por el Daily NK, un periódico digital producido en Seúl por disidentes norcoreanos con redes de contactos en el país, había asegurado el lunes que Kim “se sometió recientemente a una operación cardiovascular”. Las causas de la supuesta intervención eran “tabaquismo, obesidad y exceso de esfuerzo”.

Inicialmente, el periódico habló de varias fuentes, pero luego corrigió la información a una única fuente anónima dentro de Corea del Norte. La noticia ha sido amplificada por la agencia de noticias Reuters. La CNN contó esta versión sobre los problemas de salud del líder norcoreano, pero esta vez citando fuentes estadounidenses y diciendo que los Estados Unidos estaban “siguiendo la situación de cerca”, citando fuentes anónimas.

Varios analistas coinciden en el análisis de que fue la historia contada por la CNN la que convirtió un rumor en una obsesión global.

Los medios estatizados De Corea del Norte no han hecho ninguna referencia a los rumores de que el líder del país podría estar enfermo, desaparecido o incluso muerto. Actúan como si la vida continuara como siempre. Sin embargo, publican declaraciones antiguas de Kim Jong-un sobre economía u otros asuntos.

La especulación se expande, pero la verdad es que no es la primera vez que Kim desaparece durante semanas, y luego aparece en público como si nada.
Una explicación

La explicación puede consistir simplemente en la precaución y la protección del líder frente al nuevo coronavirus.

Por otra parte, el estado de salud general de Kim Jong-un es conocido y no es el más saludable: es obeso y fumador y se cree que sufre de gota grave. Es decir, los rumores de problemas de salud ganan en verosimilitud. Especialmente cuando ni las Coreas Ni China confirmaron el estado del dictador.

“Para Kim Jong-un, no visitar el Palacio Kunsusan el 15 de abril es impensable en Corea del Norte. Es lo más cercano a la blasfemia en ese país”, asegura Cheong Seong-chang, experto en Corea del Norte, del Instituto Sejong en Corea Del Sur, citado por el New York Times.

Aún es extraño el silencio de los medios de comunicación norcoreanos sobre las pruebas balísticas que se llevaron a cabo el día anterior, sin las habituales fotos de Kim siguiendo las pruebas.

Un periodista de Vox, Alex Ward, afirma haber contactado con la Casa Blanca y el Departamento de Estado y ambos dijeron que solo sabían lo que se decía en los periódicos. Los líderes De Corea Del Sur no reaccionaron con ningún sentido de alarma. Pero nadie confirmó que estaba bien.

No es la primera vez que Kim desaparece. En 2014, nadie lo vio durante cinco semanas, después de haber fallado en conmemorar una fecha importante del partido. En ese momento, se especuló sobre un golpe de estado. Este año ha desaparecido durante tres semanas y reaparece en febrero.

Pero también podemos recordar que en 2011 tardaron dos días en que las autoridades norcoreanas anunciaran la muerte de Kim Jong-il.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias