El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha considerado hoy un “gran triunfo” la decisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de que los Estados Unidos pueden imponer a la Unión Europea tarifas por subvenciones ilegales a la empresa aeronáutica Airbus.

Donald Trump

“Es un gran triunfo para los Estados Unidos, nunca habíamos tenido victorias así con otros presidentes, ¿verdad? Estamos consiguiendo muchos triunfos en la OMC”, dijo Donald Trump en conferencia de prensa.

Los Estados Unidos han anunciado hoy que impondrán aranceles punitivos a los productos de la Unión Europea, incluidos los aviones, a partir del 18 de octubre, como consecuencia de una decisión favorable de la OMC.

El Gobierno de los Estados Unidos tiene la intención de imponer tarifas adicionales del 10% a los aviones de los países de la Unión Europea y del 25% a los “otros productos”, dijo un funcionario de los servicios de Representación Comercial de los Estados Unidos.

La OMC ha autorizado hoy a los Estados Unidos a imponer tarifas de 7 500 millones de dólares (casi 7 000 millones de euros) a productos europeos, en represalia por las ayudas de la Unión Europea (UE) a la aviación.

A raíz de esta decisión, la Comisión Europea ha dicho que espera que los Estados Unidos no impongan tarifas “contraproducentes” a los productos europeos, garantizando que responda a la altura.

Se trata de la disputa de casi 15 años entre la UE y los Estados Unidos sobre las ayudas públicas a sus fabricantes aeronáuticos, Airbus (francesa) y Boeing (estadounidense).

Para la OMC, la cifra que se ha determinado ahora es” proporcional al grado y la naturaleza de los efectos adversos determinados entre el período de referencia 2011-2013″, es decir, del apoyo europeo concedido a Airbus en este momento.

Seguro te interesa  Se mantiene la tensión en los mercados de América Latina generada por las guerras comerciales

La OMC ha sido objeto de una disputa durante varios años entre Boeing y Airbus por las subvenciones y ayudas concedidas, respectivamente, por los Estados Unidos y la UE, a su industria aeronáutica.

A finales de marzo de este año, la OMC concluyó que los Estados Unidos infringieron las normas comerciales con ayudas ilegales a la fabricante Boeing, perjudicando a Airbus, decisión que dio “victoria final” a la UE en una disputa de 15 años.

En aquel momento, la OMC consideró ilegal el apoyo de los Estados Unidos a Boeing, violando una decisión impuesta en 2012 por el regulador de las diferencias comerciales, que el país dijo que respetaría.

Como reacción a esta decisión, Washington amenazó con imponer aumentos en las tarifas de los productos europeos, incluida Airbus, una represalia a la ayuda pública europea recibida por el fabricante europeo.

Esta represalia del gobierno de los Estados Unidos ha sido autorizada ahora por la OMC y la más grande de todas ha sido autorizada por dicha entidad.

Con sede en Ginebra, Suiza, la OMC tiene como función mediar las relaciones comerciales de la casi totalidad de los países del mundo.

Facebook Commentarios