El presidente de los Estados Unidos ha señalado un deterioro aún mayor de su relación con China, diciendo que no tiene interés en hablar con el presidente Xi Jinping en este momento.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, señaló un deterioro aún mayor de su relación con China, diciendo que no tiene interés en hablar con el presidente Xi Jinping en ese momento y sugirió que puede cortar las relaciones con el país, la segunda economía más grande del mundo.

Donald Tump

En una entrevista con la Fox Business Network, Trump dijo que estaba muy decepcionado por el fracaso de China en contener la enfermedad y que la pandemia había dejado de lado su acuerdo comercial de enero con Pekín, que la Casa Blanca había considerado un gran logro.

“Nunca deberían haber dejado que esto pasara”, dijo Trump. En este momento, Trump dice que “ahora no quiero hablar con él”, es decir, con el presidente chino Xi Jinping. Más adelante, acabaría diciendo que “podemos hacer cosas, podemos cortar toda relación” con China.

“¿ Qué pasaría si hiciéramos eso? Nos ahorraríamos 500 000 millones de dólares”, dijo Trump, refiriéndose a las importaciones anuales estimadas de China, a las que el presidente se refiere a menudo como dinero perdido.

Las críticas no se hicieron esperar. Hu Xijin, editor del influyente Global Times de China, dijo que ” este presidente sugirió una vez que los pacientes con Covid-19 deberían inyectar desinfectantes. Recuerden eso y no se sorprenderán cuando dijo que podía interrumpir toda relación con China. Todo lo que puedo decir es que Trump está más allá de mi imaginación para un presidente normal”.

Seguro te interesa  Aumenta la presión para iniciar la destitución de Donald Trump

Los oponentes internos, por su parte, han dicho que, aunque China tiene mucho que responder sobre la pandemia, Trump parece estar intentando desviar la atención de las críticas sobre su respuesta a la crisis. Y también insistiendo en una idea central de su campaña de reelección – que pretende demostrar que China está detrás de una fuerte campaña a favor de su más que previsible oponente demócrata, Joe Biden.

Facebook Commentarios