El Presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este jueves a cerrar la frontera entre los Estados Unidos y México, en un momento en el que miles de migrantes cruzan a pie de varios países de América Central, con la esperanza de llegar a territorio estadounidense.

“Debo pedir a México, en los términos más fuertes, para detener este asalto — si no es capaz, llamaré al ejército estadounidense y cerraré a nuestra frontera del sur”, escribió Trump, en un mensaje en la red social Twitter, utilizando letras mayúsculas en la última parte de la frase para acentuar su posición.

Con este mensaje, Trump recuperó uno de los temas principales de su campaña presidencial de 2016, a tres semanas de las elecciones intermedias norte-americanas (programadas para el 6 de noviembre y que van a determinar la composición del Congreso) consideradas como cruciales para su mandato en la Casa Blanca.

Miles de hondureños, incluyendo familias enteras, continuaron el miércoles con una marcha, ya denominada como la “Marcha de los Migrantes”, por varios países de América Central con el objetivo de entrar en los Estados Unidos, desafiando así la figura de Donald Trump, que ha amenazado con represalias y, en particular, cortar las ayudas económicas, los países que dejen pasar esta caravana de migrantes.

Este gran movimiento de migrantes comenzó el sábado, cuando cerca de dos mil migrantes hondureños salieron a pie de San Pedro Sula, a unos 180 kilómetros al norte de la capital de Honduras, Tegucigalpa, en respuesta a un llamamiento publicado en las redes sociales.

Huir de la miseria, de la violencia de grupos criminales organizados en Honduras y alcanzar el ‘sueño americano’, son las principales motivaciones de estas personas.

Después de varias horas de tensión con las fuerzas policiales, la “marcha” de migrantes, cruzó la frontera de Guatemala, país situado entre Honduras y México, y se dividió en dos grupos en dirección a la capital del país.

Agotados después de varias horas de caminata bajo el sol o la lluvia, cerca de mil inmigrantes llegaron en la noche del martes para el miércoles a la Ciudad de Guatemala, la capital del país.

Otro grupo de , con migrantescerca de un millar de personas, se encontraba en ese momento en la región oriental de Guatemala, también en el camino a los Estados Unidos.

Otro grupo de hondureños, cerca de 500, cruzó el miércoles la frontera con El Salvador, con la intención de cruzar el país y unirse en la región norte de Guatemala a la “Marcha de los Migrantes”.

Aún en los mensajes que se publican hoy en Twitter, Donald Trump renovó la amenaza de cortar las ayudas financieras a los países de América Central involucrados en esta situación.

Los ‘tweets’ presidenciales de hoy en la mañana también apuntaron los miembros del Partido Demócrata estadounidense que, según Trump, quieren “abrir las fronteras” en el marco de las “leyes débiles” que no son de la responsabilidad de la actual administración.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, se desplaza hoy y el viernes a Panamá y México.

Facebook Commentarios