Tranquilo. El dolor en el pecho no siempre es síntoma de infarto y puede estar relacionado con problemas respiratorios, gases excesivos, ataques de ansiedad o fatiga muscular, por ejemplo.

dolor en el pecho

Es fundamental que tenga en cuenta cuando surge el dolor, el tipo y viene acompañado de otros síntomas, como fiebre o náuseas.

El dolor se vuelve preocupante cuando empeora al realizar cualquier tipo de esfuerzo, o cuando aparece junto con falta de aire, náuseas o sudores fríos, o está relacionado con el músculo cuando duele al tocar la región. Los dolores de fisura son más frecuentes en los casos de exceso de gases que provocan puntadas en el pecho, que tienden a desaparecer y reaparecer.

Dado que existen muchas posibilidades de dolor en el pecho, es importante que acuda a un hospital cada vez que dure más de 20 minutos o sienta que la sensación de malestar empeora gradualmente, especialmente cuando aparecen otros síntomas como mareos, sudor frío, dificultad para respirar o dolor de cabeza intenso.

Estas son las principales causas del dolor en el pecho.:

1. Exceso de gases

Esta es posiblemente la causa más común de dolor en la región torácica y no está relacionada con problemas cardíacos, sino que a menudo se produce en personas que sufren estreñimiento. La acumulación de gases en el intestino puede presionar algunos órganos abdominales, creando un dolor que irradia hacia el pecho.

2. Ansiedad y estrés

La ansiedad, así como el exceso de estrés, aumentan la tensión muscular en las costillas y aumentan el ritmo cardíaco. Esta combinación provoca una sensación de dolor en el pecho, que puede surgir incluso cuando la persona no está nerviosa, pero tuvo alguna discusión momentos antes. Esto ocurre más frecuentemente en aquellos que están a menudo estresados o padecen síndrome de pánico y ansiedad.

Seguro te interesa  Cinco razones para pensarlo mucho antes de decidir tener hijos

3. Dolor muscular

Las lesiones musculares son muy comunes en la vida cotidiana, especialmente entre los que practican el ejercicio físico. Sin embargo, también pueden producirse después de realizar actividades más sencillas como toser mucho o tomar objetos pesados. Además, durante situaciones de estrés o miedo, los músculos también pueden contraerse, dando lugar a inflamación y dolor.

4. Reflujo gastroesofágico

Las personas que padecen reflujo gastroesofágico y no siguen una dieta adecuada tienen más probabilidades de sufrir dolor torácico frecuente, ya que está relacionado con la inflamación del esófago que se produce cuando el ácido estomacal llega a las paredes del órgano. Cuando eso sucede, además de una intensa sensación de ardor, también es posible sentir dolor en el pecho.

5. Problemas pulmonares

Antes de ser un síntoma de problemas cardíacos, el dolor en el pecho es más común en los cambios que ocurren en los pulmones, como bronquitis, asma o infección, por ejemplo. Como una parte del pulmón está localizada en el pecho y detrás del corazón, ese dolor puede ser considerado como corazón, aunque no lo sea.

6. Trastornos del corazón

Varias enfermedades del corazón pueden causar dolor en el pecho, especialmente angina, arritmia o infarto. Sin embargo, también es frecuente que estos síntomas aparezcan acompañados de otros que induzcan al médico a sospechar una enfermedad cardiaca, como cansancio excesivo, dificultad para respirar o palpitaciones, por ejemplo.

7. Infarto

El infarto, aunque es la primera preocupación de los que sufren dolor torácico, suele ser una causa rara, y es más frecuente en personas con presión alta incontrolada, colesterol muy alto, diabetes, fumadores y personas mayores de 45 años.

Facebook Commentarios