Al iniciar una dieta, algunas personas notan que el resultado es más lento que el esperado para adelgazar e incluso algunos de los cambios que suelen surgir por causa de la alimentación saludable tardan en aparecer, como una piel más hermosa, el pelo más brillante y un sueño tranquilo.

¿Este es tu caso? La culpa puede ser de los alimentos tóxicos que se consumía antes de que causan una gran variedad de procesos inflamatorios en el organismo y hacen que él no puede ejercer sus funciones correctamente.

“Es común sentir síntomas de esta intoxicación, como dolor de cabeza, fatiga y problemas intestinales”, advierte la nutricionista Izabella Fratezi, consultora de la Galgani Farmacia de Manipulación.

Para evitar este problema, algunos nutricionistas recomiendan adoptar una dieta desintoxicante antes de hacer la reeducación alimentaria de hecho. “Esta dieta ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas acumuladas por causa del consumo de alimentos industrializados, azúcar refinada, grasas saturadas y grasas trans e hidrogenadas, además de vicios como el alcohol y el cigarrillo”, explica la nutricionista.

La duración de la desintoxicación dependerá de cada organismo. Echa un vistazo a los alimentos que pueden ser consumidos sin culpa durante la desintoxicación:

Salmón

Este pescado es rico en omega 3, omega 6 y omega 9, todos los nutrientes con potente acción anti-inflamatoria. “Además, durante este proceso de desintoxicación, no es recomendable comer carne roja o de otros tipos muy grasos, que tienen una digestión muy lenta y provocan la inflamación”, explica la nutricionista Izabella. Lo ideal es consumir pescado de tres a cinco veces por semana.

Frutas y verduras

Además de tener una digestión más fácil, las frutas, legumbres y verduras son ricas en vitaminas y minerales que actúan como antioxidantes. “Ellas impiden o neutralizan la formación de compuestos denominados radicales libres, que son nocivos para el organismo”, explica la nutróloga y dermatólogo Cristiane Braga, de la Asociación Brasileña de Nutrologia. La cantidad diaria de ingesta de frutas y verduras es de 3 a cinco porciones.

Té verde

La bebida es rica en flavonoides, sustancias que combaten la inflamación y los radicales libres. “Las catequinas también tienen efecto termogénico, lo que ayuda a reducir la concentración de grasas en la sangre”, afirma la nutróloga Cristiane. De acuerdo con la nutricionista, el té verde se puede tomar varias veces al día, siempre que no supere el límite de un litro diario.

Jengibre

Debido a la presencia de dos sustancias llamadas cineol y gingerois, el jengibre es un perfecto anti-inflamatorio, antioxidante y bactericida. “Él también es rico en vitamina B6, cobre, magnesio y potasio, todos nutrientes con propiedades anti-inflamatorias importantes”, dice la nutróloga Cristiane. El jengibre se puede tomar crudo, cortado, rallado o en forma de infusiones.

Los Alimentos integrales

Por ser ricos en fibra, los alimentos integrales actúan en la mejora del funcionamiento intestinal. “Con el intestino funcionando mejor, el cuerpo aumenta la capacidad de excreción de toxinas por medio de las heces, aumentando la desinflamación”, explica Esteban Braga.

Granos

Además de poseer vitaminas y minerales, los granos integrales en general tienen almidones resistentes, esto es, fibras que no son digeridos y actúan promoviendo la aceleración del tránsito intestinal. “Granos como la quinua y la linaza también poseen ácidos grasos omega 3, que son anti-inflamatorios”, dice la nutricionista Izabella. Puedes comerlos en ensaladas con frutas y hasta batidos con jugos.

El limón y la lima 

“Por poseer vitamina C, ácido cítrico y una sustancia llamada d-limoneno, estos frutos estimulan el funcionamiento del hígado y la expulsión de las toxinas”, explica la nutróloga Cristiane. Durante la desintoxicación, se recomienda un vaso de agua con el jugo de medio limón en ayunas, por la mañana, para limpiar el organismo. “Sin embargo, esta práctica no es recomendada para aquellos que tienen úlceras o gastritis, ya que puede empeorar el cuadro”, recuerda el médico.

Shitake

Este tipo de hongo es una fuente importante de ácido pantoténico, una de las vitaminas del complejo B que actúa como cofactor de otras vitaminas (B1, B2, B3, B6 y biotina) y ayuda en la formación de hormonas y neurotransmisores. “El shitake también es rico en oligoelementos que realizan una limpieza en el cuerpo”, dice la nutricionista Izabella. La necesidad diaria de ácido pantoténico es de 5 miligramos encontrados en 100 gramos de shitake.

Facebook Commentarios