El derretimiento acelerado del hielo en el monte Everest, Nepal, está haciendo que varios cuerpos de montañistas sean encontrados, algunos de personas desaparecidas desde hace varios años.

Everest

La montaña más alta del mundo ha sido escalada por más de 4.800 personas y aproximadamente 300 escaladores han muerto en el lugar, ya que escalar hasta la cima de una montaña pone a la gente en riesgo de congelación, hipotermia, psicosis, avalanchas, caída de rocas y caída en grietas.

Sin embargo, todavía faltan dos tercios, lo que hace que a varios expedidores les preocupe la cantidad de cuerpos que podrían aparecer con el deshielo. El derretimiento surge como consecuencia del cambio climático y de principios de primavera.

Ang Tshering Sherpa, ex presidenta de la Asociación de montañismo en Nepal, dijo: “Debido al calentamiento global, la capa de hielo y los glaciares se están derritiendo muy rápidamente y los cuerpos que han permanecido enterrados durante estos años están apareciendo”.

“Vamos a retirar los cuerpos de algunos escaladores que murieron en los últimos años, pero los cuerpos de aquellos que murieron hace más tiempo y que seguían enterrados en el hielo están ahora expuestos”, añadió Sherpa.

La reaparición de los cuerpos de los escaladores ha causado problemas debido a una ley Nepalí que requiere la participación de agencias gubernamentales en estas situaciones.

En el año 2017 ya había aparecido un cuerpo en la zona 1 y en el glaciar de Khumbu, donde han aparecido más cuerpos en los últimos años. Según un funcionario de una organización no gubernamental de la región, el nivel de hielo ha caído a pique en estas zonas. “Hemos notado que el nivel de hielo ha disminuido y por eso los cuerpos están siendo expuestos ahora”, dijo el empleado.

Hace cuatro años, algunos estudios revelaron que los lagos del glaciar de Khumbu estaban aumentando debido al deshielo y, durante el año pasado, un grupo de investigadores descubrió que el hielo de esa zona estaba más caliente de lo esperado, alcanzando una temperatura mínima de -3,3 ° C.

Los expertos recuerdan que recuperar cuerpos en los lugares más altos del Himalaya es costoso y complicado debido a la altitud – puede costar más de 61.000 euros. Además, Alan Arnette, un escalador, dijo que a muchos escaladores les gusta permanecer en los lugares donde mueren escalando y que, por lo tanto, esta situación representa un problema muy personal.

Facebook Commentarios