Los Hackers descubrieron una vulnerabilidad en la aplicación de comunicación WhatsApp, que permite la recogida de datos de los usuarios y la instalación de software malicioso en los teléfonos móviles. La empresa ya ha reconocido el problema y pide que se actualice la app.

whatsapp

El ataque dirigido a un “número limitado” de usuarios fue publicado inicialmente por el Financial Times, que atribuye la explotación del fallo a una empresa Israelí de seguridad, NSO Group. Este fallo en el sistema de aplicación permite, con la instalación de un programa malicioso, transformar el teléfono en una cámara y micrófono de acceso remoto, así como la recogida de datos privados. Una llamada no atendida es suficiente para ser vulnerable.

“WhatsApp anima a la gente a descargar la última versión de nuestra aplicación, así como a mantener actualizado el sistema operativo para la protección contra posibles ataques dirigidos, desarrollados para comprometer datos almacenados en los dispositivos móviles”, dice la empresa en comunicación. Una vez detectado el fallo de seguridad, un gran equipo de Ingenieros ha desarrollado una corrección de la aplicación, que ya está disponible en las actualizaciones del dispositivo.

“Este ataque tiene todas las marcas de una empresa privada conocida por trabajar con gobiernos para distribuir spyware, que supuestamente controla el sistema operativo de los teléfonos móviles”, mencionó también la empresa propiedad de Facebook.

Facebook Commentarios