Stavroula Maliri, portavoz de los bomberos de Grecia, confirmó que hay cuatro turistas entre las 81 víctimas mortales de los incendios que afectaron a la región de Ática, cerca de Atenas.

Entre las víctimas mortales se encuentra un joven irlandés, confirmó la embajada de Irlanda en Grecia. El joven estaba de luna de miel en el lugar cuando fue sorprendido por las llamas, mientras que su mujer había conseguido llegar a la playa, pero sufrió heridas en la cabeza y en las manos. Se encuentra hospitalizada.

Otros tres turistas se han identificado entre las víctimas mortales: dos polacos, madre e hijo, y un belga, cuya hija adolescente fue salvada.

Stavroula Maliri afirmó que es posible que algunas de las personas desaparecidas “están entre las víctimas mortales, indicando que el estado de los cuerpos dificulta las identificaciones”.

La portavoz de los bomberos hizo un llamado a los familiares de las personas que están desaparecidas para acudir al servicio de medicina forense, de modo a obtener “información sobre los procedimientos”.

Según el responsable, hay 11 heridos que siguen en estado crítico, indicando que las autoridades continúan realizar búsquedas, en busca de posibles nuevas víctimas.

Miles de casas y cientos de vehículos quedaron totalmente destruidos por las llamas, sobre todo en Mati, uno de los barrios periféricos del norte de Rafina, donde muchos habitantes de la capital tienen una segunda casa y donde pasan sus vacaciones de verano.

Sin embargo, el parlamento griego determinó, por unanimidad, una serie de medidas para apoyar a los niños que quedaron huérfanos durante los incendios de la región de Ática oriental.

La primera medida será el pago de una suma de 10 millones de euros de las reservas del parlamento para una cuenta especial abierta por el Estado para apoyar a las víctimas de incendio, y después se paga una cantidad cuando se encuentra a los niños que han perdido a sus padres, anunció el presidente del parlamento, Nikos Voutsis

Facebook Commentarios