La alimentación húmeda para perros permitirá a los tutores ofrecer a sus “amigos de cuatro patas” una alimentación mixta de calidad adaptable a todos los tamaños y etapas de la vida del animal.

Una de las principales preocupaciones de los tutores es encontrar el alimento ideal para su mascota. Para elegir el mejor alimento es necesario plantear las siguientes cuestiones: ¿Es seguro? Es nutritivo? Es adecuado a las necesidades de nuestro animal? La edad, el tamaño, el estado fisiológico, la raza o ciertas especificidades serán factores a tener en cuenta de forma a elegir el alimento que mejor se adapte al animal doméstico y del cual se pueda extraer el máximo potencial.

Después de elegir el alimento ideal para el animal doméstico, siempre hay la opción de elegir entre el alimento seco y el alimento húmedo. En el mercado encontrarás marcas con  fórmulas que permiten combinar los dos tipos de alimento en una apuesta o alimentación mixta.

Se destaca las cuatro principales razones para apostar en su nutrición a medida:

Permite el equilibrio y la precisión nutricional. Los alimentos húmedos son completos y aportan todos los nutrientes que el perro necesita en las cantidades y proporciones adecuadas, pudiendo ser ofrecidos en conjunto con el alimento seco habitual sin perder la precisión nutricional y la calidad.

Es adaptable a todos los tamaños y etapas de la vida. Perros de razas pequeñas, medianas y grandes tienen opciones de alimento seco y húmedo, que los pueden acompañar a lo largo de toda la vida (cachorro, adulto o senior).

Favorece la sensación de saciedad. Gracias al equilibrio nutricional y la diversidad de texturas, el perro puede obtener una mayor sensación de saciedad cuando se hace una alimentación mixta. La ingesta diaria de alimento debe ser calculada correctamente, teniendo en cuenta los dos tipos de alimento y sin duplicar las dosis.
Promueve la hidratación y la salud urinaria. Debido al alto contenido de humedad (que puede llegar al 80%) del alimento húmedo, la alimentación mixta promueve la hidratación de la piel del perro y contribuye a su salud urinaria.

La alimentación mixta puede ser hecha de dos formas: a través de la combinación de alimento seco y húmedo en la misma comida; o a través del intermedio de alimento húmedo en una comida y alimento seco en otra. Alimento seco y alimento húmedo deben complementar, no duplicar las dosis.

Facebook Commentarios