Connect with us
tiroides tiroides

Salud

Cuatro formas naturales de regular su tiroides

Published

on

Porque cuando la glándula tiroides no está regulada, es necesario actuar de inmediato.

La glándula tiroidea tiene una gran influencia en la salud de nuestro cuerpo y nuestro bienestar. Y cuando no funciona correctamente, hay que actuar.

tiroides

Los síntomas que pueden indicar que tiene la tiroides desregulada son: cambios repentinos de peso (adelgazar o engordar muy rápidamente y sin motivo aparente), en la temperatura corporal o en el estado emocional, por ejemplo.

Aunque debería consultar a su médico, hay cuatro cosas que, según la revista Prevention, puede hacer para regular naturalmente su tiroides:

No abuse de la col rizada. Es un superalimento pero comer coles casi a diario su tiroides puede sufrir. La col rizada “contiene goitrógenos, que suprimen la función tiroidea”, explica Gabrielle Francis. Y no es solo la col rizada, el brócoli, las coles de Bruselas, la coliflor y el repollo también deben comerse con cierta moderación, especialmente si los consume crudos.

Trátese con moderación. El azúcar, el alcohol y la cafeína son ‘enemigos’ de la salud de la tiroides. Este ‘trío’ puede aumentar drásticamente sus niveles de cortisol (hormona del estrés), que pueden afectar a la utilización del cuerpo de las hormonas producidas por la tiroides. Los productos de origen animal (carne, huevos, queso, etc.) contienen aminoácidos, que contribuyen a la producción de hormonas tiroideas. Comer alimentos ricos en selenio, como los frutos secos o las semillas también puede ayudar a aumentar la función tiroidea.

Invierta en un filtro de agua. El agua del grifo puede contener cloro o flúor (o ambos), que pueden alterar la tiroides e interferir con su capacidad para absorber el yodo que necesita para producir hormonas. Invierta en un filtro de bloque de carbono para eliminar el máximo de estos residuos.

Practica yoga. Gabrielle Francis explica que el yoga también puede ayudar a apoyar y estimular la función tiroidea. Las mejores poses son aquellas en las que el cuello se dobla hacia adelante y luego se abre con una pendiente contraria. Flexionar y contraer la región del cuello puede estimular el flujo de sangre alrededor de la glándula tiroides.

Facebook Commentarios
Advertisement

Opinión

Fanpage PYSN

Advertisement

Noticias Curiosas (•ө•)

Actualidad

Tendencias